Al menos 30 personas murieron este lunes y otras 65 resultaron heridas en un atentado perpetrado con un coche-bomba en el centro de Bagdad, según fuentes policiales, citadas por la agencia de noticias iraquí Al Awsat.

Según las fuentes, el vehículo hizo explosión en la calle Mutanabi, una de las principales arterias del centro de la capital, usualmente abarrotada de gente, y donde chiíes y suníes comparten sus establecimientos.

La mayoría de los heridos son ciudadanos que se encontraban en sus coches o en los locales comerciales de la calle.

La explosión ocurre cuando el plan de seguridad para Bagdad y sus alrededores lanzado por el primer ministro, Nuri al Maliki, ha entrado ya en su tercera semana de vigencia.

172 detenidos: 46, terroristas

Por otra parte, las tropas iraquíes han matado en las últimas horas a ocho hombres armados y detuvieron a otros 172 en Bagdad, dentro de este plan de seguridad.

Según un comunicado de Interior, 46 de los arrestados son terroristas.

Seis cadáveres, algunos de niños

Además, la Policía iraquí halló este lunes en Bagdad seis cadáveres, algunos de ellos de niños, que presentaban impactos de bala y señales de tortura.