Tendrá 23 hectáreas de superficie y podrá albergar campeonatos nacionales e internacionales de motocross, quadcross y una pista especial para supermotards. La iniciativa parte del Moto Club Vallisoletano, que espera la cesión de una parcela del Ayuntamiento de Valladolid para llevarlo a cabo, situada en la Finca El Rebollar, ubicada en la carretera de Ciguñuela a Robladillo –a ocho kilómetros de la capital–. El viernes pasado estaba incluido el acuerdo en la Junta Local de Gobierno, pero se retiró a última hora. El presidente del club, Francisco González, cree que podría estar listo en dos años y necesitaría una invesión de 1,8 millones de euros.