La Conselleria de Sanitat pondrá en marcha a partir del mes de abril el programa 'ResistenciaZero', con el objetivo de disminuir la resistencia a los antibióticos en los pacientes ingresados en las unidades de críticos en los hospitales de la Comunitat Valenciana.

Así lo ha avanzado este miércoles el conseller de Sanitat, Manuel Llombart, en la jornada de presentación del programa que ha tenido lugar en el Hospital Universitari i Politècnic La Fe de Valencia. Al respecto, ha destacado que esta iniciativa "es un paso más dentro de la estrategia de la administración sanitaria para reducir, tanto como sea posible, cualquier posible adversidad que pudiera producirse en este entorno tan sensible".

El proyecto consiste en la aplicación de una serie de recomendaciones para racionalizar la utilización de antimicrobianos y disminuir la incidencia de infecciones relacionadas con las bacterias multirresistentes.

"La intervención se centra en las unidades de cuidados intensivos, con la colaboración del personal facultativo y de enfermería de dichos servicios, que son expertos en el control y tratamiento de infecciones relacionadas con la actividad asistencial", ha explicado Llombart.

El objetivo principal del nuevo programa es reducir en un 20 por ciento los pacientes en los que se identifican uno o más microorganismos multirresistentes durante las 48 horas siguientes a su ingreso en una unidad de pacientes críticos, "ya que en los últimos años se ha observado un importante incremento de la resistencia a los antibióticos", ha explicado.

Como objetivos secundarios estarían establecer un mapa de microorganismos multirresistentes, promover y reforzar la cultura de seguridad en las unidades de pacientes críticos y crear una red de unidades de críticos a través de las comunidades autónomas en las que se apliquen prácticas seguras.

El paciente crítico, tanto por su propia patología como por los procedimientos que se requieren para su cuidado y tratamiento, puede estar expuesto a determinados riesgos. Según el Estudio ENEAS, el 9,3 por ciento de los pacientes ingresados en España sufre un evento adverso relacionado con la asistencia y casi la mitad son evitables.

No obstante, el conseller ha destacado que en la Comunitat el porcentaje es "menor". Según el Estudio Epidea de 2013, la prevalencia de eventos adversos en unidades de críticos ha sido del 7,5 por ciento.

Otros programas

Llombart ha recalcado que, además del programa que se ha presentado este miércoles, la conselleria tiene en marcha diferentes acciones con el fin de disminuir los posibles eventos adversos ligados a la asistencia sanitaria. Uno de esos efectos más prevalentes es la infección nosocomial, y en concreto la que se produce en pacientes ingresados en unidades de pacientes críticos —unidades de cuidados intensivos, críticos y coronarios—, "de ahí la importancia de estas actuaciones", ha apostillado.

En este sentido, alineado con la Estrategia Nacional de Seguridad del Paciente y la estrategia europea para la vigilancia de la infección nosocomial en unidades de críticos, se ha implantado y realizado el seguimiento de los programas 'BacteriemiaZero' y 'NeumoníaZero' en las unidades de pacientes críticos.

Los resultados de estos proyectos demuestran que "la implementación de buenas prácticas, junto con la adquisición de una cultura de seguridad, han permitido reducir las tasas de bacteriemia asociada a catéter venoso central y de neumonía asociada a ventilación mecánica", ha destacado el conseller.

Consulta aquí más noticias de Valencia.