Telecinco: "nunca nos pidieron las imágenes del maltrato"

  • Tanto el Defensor del Menor como el Consejero de Educación dicen que pidieron las imágenes para denunciar los hechos y que Telecinco "no quiso" entregarlas

Alberto Muñiz, director del programa de Telecinco que emitió las imágenes de niños de la guardería 'El borreguito azul' a los que se hacía tragar sus propios vómitos, y la presentadora, Mercedes Milá, negaron que el Defensor del Menor o la Consejería de Educación les pidieran las imágenes para denunciar los hechos.

El defensor del menor de la Comunidad de Madrid, Arturo Canalda, aseguró ayer a Efe que reclamó a Telecinco que le enviara las imágenes, "lo que no ha hecho hasta la fecha", por lo que no pudo llevar una copia a la Fiscalía hasta que se emitieron y los expertos de la institución analizaron la secuencia completa y constataron que, "con la jurisprudencia actual, podría ser considerado delito".

Canalda indicó también que reclamó a la cadena de televisión llevar las imágenes a las autoridades para que pudiera estudiarse la apertura de la vía penal.

Asimismo, fuentes de la Consejería de Educación afirmaron ayer a Efe que este departamento también pudo ver las imágenes y tampoco consiguió que la cadena le facilitara una copia.

Tanto Educación como el Defensor del Menor han reiterado que ambos solicitaron a Telecinco que les remitiera el vídeo. Fuentes de la consejería aseguraron a Efe que reclamaron las imágenes en dosocasiones:  la primera tras un visionado con técnicos del departamento y la segunda una vez que se grabó la entrevista entre el consejero Luis Peral y Mercedes Milá.

"No es verdad, nunca las han pedido" ni el Defensor del Menor ni la consejería, aseguraron hoy Muñiz y Milá en una conferencia de prensa en la que mostraron el vídeo.

Muñiz señaló que, no obstante, si le hubieran llamado de la Oficina del Defensor del Menor, les habría dicho: "Ponga la denuncia y que el fiscal de Menores nos las pida, yo hablo con mi cadena, y las imágenes se van, con la custodia que requiere, a un juzgado".

"Después de enseñarles las imágenes

creemos que nuestro trabajo está cumplido; ellos han visto las imágenes y se comprometen a hacer la denuncia", agregó.

En la misma línea, Milá consideró que no hacían falta las imágenes "para acudir al fiscal de Menores, en todo caso éste podría haberlas pedido".

Además, aseguró que las autoridades "nunca han tenido más fácil semejante investigación: unas imágenes denunciadoras y fortísimas de hechos gravísimos en manos del defensor del menor y del consejero de Educación".

"Podrían haber actuado a los dos minutos de haber salido yo de su despacho", apuntó.

Investigación secreta

El director del programa explicó que no informaron a los padres porque, "si hay abierta una investigación administrativa", suponían que lo harían "los inspectores o la Consejería de Educación".

"Al ver que nadie se pone en contacto con nosotros para pedirnos las imágenes, ningún Juzgado, lo achacamos a que estaba en curso una investigación secreta, y a que en su día las pedirían", aseveró Muñiz.

Milá dijo que preguntó al consejero durante la entrevista si las imágenes podían considerarse prueba, a lo que éste respondió que sí, y que denunciaría los hechos.

Además, comentó que no da crédito "a que digan que el monitor era pequeño, lo vio perfectamente; ese argumento se cae por su propio peso".

El defensor del menor manifestó ayer a Efe que Milá le mostró el pasado diciembre "parte de las imágenes, que no estaban montadas, en un monitor muy pequeñito".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento