Díaz pide un 28F "reivindicativo" como demostración de "que en Andalucía no somos iguales ni nunca lo fuimos"

La secretaria general del PSOE-A y presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha pedido este domingo a los simpatizantes y militantes de su partido que el próximo 28 de febrero, Día de la comunidad autónoma andaluza, salgan a la calle a reivindicar que "en Andalucía no somos iguales ni nunca lo fuimos" y a "demostrar que otra política es posible" para salir de la crisis, problema que hay que combatir sabiendo que "lo primero son las personas".
Susana Díaz durante su intervención
Susana Díaz durante su intervención
EUROPA PRESS

La secretaria general del PSOE-A y presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha pedido este domingo a los simpatizantes y militantes de su partido que el próximo 28 de febrero, Día de la comunidad autónoma andaluza, salgan a la calle a reivindicar que "en Andalucía no somos iguales ni nunca lo fuimos" y a "demostrar que otra política es posible" para salir de la crisis, problema que hay que combatir sabiendo que "lo primero son las personas".

Así lo ha dicho en Sevilla en el multitudinario acto que ha celebrado el PSOE-A para conmemorar el Día de Andalucía y al que han acudido unas 8.000 personas según los organizadores, entre ellas, los cuatro expresidentes de la Junta y todos los consejeros socialistas del Gobierno andaluz.

Díaz, que ha comenzado su intervención recordando al poeta Antonio Machado para lamentar que tuviera que morir fuera de España por obligación y sin desearlo, ha insistido en que este "28F vuelve a ser muy importante" no sólo porque 34 años después Andalucía sigue "demostrando que otra política y otra salida a la crisis es posible" sino porque le servirá para recordar a todos los andaluces que su prioridad máxima es el empleo, "que es lo que da dignidad a las personas", y el mantenimiento del Estado del Bienestar.

"Esa es mi preocupación y eso es lo que me quita el sueño", ha recalcado para responder al PP-A y a sus declaraciones sobre un posible adelanto electoral, algo que ha atribuido a que sólo les preocupa esa "asignatura pendiente" que tienen con Andalucía y en la que el PSOE-A no repara ahora porque está centrado en "lo que está pasando en la calle". "Andalucía necesita empleo, esa es nuestra prioridad, no hay otra", ha remachado para recalcar que "la victoria" del PSOE-A en "las elecciones vendrá después".

En este sentido, la presidenta de la Junta se ha afanado por señalar que el objetivo principal del Gobierno no es otro que la lucha contra el desempleo y el de dar respuesta a lo que la gente de la calle le demanda. Por eso, tras mostrarse convencida de que "el empleo va a crecer en Andalucía por encima de la media de España", ha dicho que, aunque "a algunos también les moleste", va a seguir moviéndose por el país y "levantando la voz diciendo en todos los rincones que lo que es bueno para Andalucía es bueno para España".

"Andalucía fue garantía de igualdad de oportunidades y hoy que está en riesgo el proyecto común vamos a seguir defendiendo una España solidaria e incluyente. Al PSOE nadie le va a quitar la bandera de la unidad de España y mucho menos a quienes se les llena la boca defendiendo España y luego tienen cuentas en Suiza", ha dicho.

Del mismo modo, y aunque "también les moleste", ha señalado que seguirá reuniéndose con los empresarios más importantes del país para convencerlos de que Andalucía es una buena tierra para invertir porque tiene "talento" y "futuro" y un Gobierno que va a apostar por sectores productivos como el agroganadero, el turismo, la minería o la construcción sostenible sin que "se vuelva a especular" o al "pelotazo urbanístico". "Porque Andalucía necesita un empujón y se lo vamos a dar los socialistas andaluces. Siento una ola de ilusión por toda Andalucía de que vamos a hacer frente a las desigualdades y a sacar a Andalucía hacia delante, defendiendo los derechos de todos y todas", ha apostillado.

A esta ilusión se ha referido Díaz cuando ha rememorado aquel 28F en el que el pueblo andaluz le "demostró a España que queríamos igualdad" y cuando ha pedido a los presentes volver a hacer visible este sentimiento en las calles de Andalucía el próximo viernes para "darle una lección especialmente a la derecha". "Es un día muy importante y en un momento como este tiene más valor. Hoy la dignidad, la ilusión y el compromiso de nuestra tierra necesitamos que esté más fuerte. No puede ser un día sólo festivo, tiene que ser reivindicativo", ha reiterado.

Un testigo incómodo

Según Díaz, que a lo largo de todo su discurso ha defendido una educación y sanidad pública y universal, así como el derecho a decidir de las mujeres, Andalucía es objeto de críticas porque se ha convertido en un "testigo incómodo" para la derecha, ya que está posibilitando una salida "distinta" a la crisis en la que lo "primero son las personas" y se mantiene el Estado del Bienestar. También, ha argumentado, porque en la Junta se está haciendo una "política transparente y limpia" basada en "decir no a aquellos que vienen a aprovecharse de lo que es de todos".

Aunque ha admitido que "hay cosas que cambiar y errores que corregir", la socialista ha advertido de que "quienes atacan a la autonomía andaluza no le hacen daño al PSOE sino a esta tierra que tanto ha sudado para llegar a donde hoy estamos" y que, ante ello, solo queda que los socialistas sigan "fuertes, con ganas y coraje ganas". "Os pido ánimo y fuerzas. Feliz Día de Andalucía", ha dicho para concluir su intervención.

Ciudadanos de a pie y recuerdo para los expresidentes

Algunos de los momentos más emotivos de este multitudinario acto han sido el cierre, a cargo del Coro Lírico de Andalucía y el cantaor Arcángel, que han interpretado el Himno de Andalucía, y las palabras de afecto y recuerdo que Díaz ha tenido para sus cuatro antecesores en la Presidencia de la Junta, quienes, de pie, han recibido un afectuoso aplauso del público e incluso algunos gritos de "presidente, presidente".

A todos ellos Díaz se ha referido como "grandes" o "buenos hombres" que han luchado por los andaluces y por modernizar una Andalucía que empezó a crecer y a tener prosperidad hasta que "llegó un momento difícil y complicado" como el de esta "crisis que se lo lleva todo por delante" y que le pilló a José Antonio Griñán, a quien ha agradecido su "generosidad y clarividencia". "Sin él que hoy no estaríamos aquí", ha sentenciado.

También han sido emotivos los minutos previos a la intervención de Díaz. El PSOE-A ha querido dar protagonismo a los andaluces de a pie en este acto y, gracias a un formato "innovador" basado en la exposición de diferentes vídeos con peticiones a la presidenta - como que "no se quede en una imagen", cree "empleo digno y con estabilidad", "mire más a microempresas y autónomos", "que sea honrada y transparente", "trabaje para todos" o "no dé un paso atrás"— y un debate en vivo entre una pensionista, una estudiante becada y un joven emprendedor, se han tratado temas de actualidad como la dependencia, el aborto, las ayudas a los sectores productivos o la sanidad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento