Los Mossos d'Esquadra han imputado a un vecino de 46 años de Sant Antoni de Calonge por un delito contra la seguridad del tránsito aéreo, al ser sorprendido mientras apuntaba con un láser a un helicóptero policial en Vall-Llobrega.

Según ha informado este sábado la policía catalana en un comunicado, agentes de la Unidad de Medios Aéreos realizaban un patrullaje nocturno el 11 de febrero sobre Vall-Llobrega, dentro de un dispositivo para prevenir robos violentos en domicilios, y en torno a las 20.00 horas fueron deslumbrados con un puntero láser de gran potencia.

El puntero les provocó una ceguera transitoria de varios segundos y obligó al piloto a maniobrar para evitar el impacto directo de los haces de luz, puesto que los ataques se repitieron en diversas ocasiones.

La cámara térmica del mismo helicóptero ayudó a los agentes a localizar al autor de los ataques, que se encontraba en una casa unifamiliar de Sant Antoni de Calonge.

El hombre, que reconoció los hechos tras ser parado por una patrulla de seguridad ciudadana y a quien le decomisaron en puntero láser, puede enfrentarse a una pena de reclusión mayor.

Consulta aquí más noticias de Girona.