Moody´s
Fotografía de archivo del 13 de julio de 2011 donde se ve el cartel de la agencia calificadora Moody's en su oficina de Nueva York (EE UU). EFE/ANDREW GOMBERT

La agencia de calificación Moody's ha decidido este viernes subir la nota de la deuda española de Baa3 a Baa2, con lo que la sitúa dos escalones por encima del bono basura. Además, la agencia mantiene una perspectiva positiva para la deuda soberana, lo que deja la puerta abierta a nuevas mejoras de la calificación en futuras revisiones.

Moody's justifica la subida de la nota en el reequilibrio de la economía española hacia un modelo de crecimiento más sostenible, en los progresos realizados en la aplicación de reformas estructurales y en la mejora de las condiciones de financiación del Estado.

Como tercer punto, la firma ha apuntado "la mejora de las condiciones de financiación", toda vez que ha dado por superada la crisis de deuda que afectó a la eurozona a mediados de 2012. Moody's ha atribuido esta rebaja de la prima de riesgo a las políticas del Banco Central Europeo, las "evidentes mejoras" de la economía española y el compromiso del Gobierno con las reformas.

No obstante, Moody's ha advertido de que España sigue teniendo entre como lastre el déficit presupuestario del 7 % en 2013 y su alto nivel de deuda, que podría alcanzar el 102 por ciento del PIB en el año 2016. Además, el sistema bancario sigue siendo "débil" a ojos de la agencia, que también prevé una reducción del desempleo a un ritmo "bajo".

La agencia ha mejorado también la nota del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria de 'Baa3' a 'Baa2'.

La nueva normativa europea

La Unión Europea ha elevado desde este año su control sobre las agencias de calificación La Unión Europea ha elevado desde este año su control sobre las agencias de calificación, ya que, para evitar turbulencias en los mercados provocados por rebajas de nota inesperadas, la nueva normativa les obliga a publicar por adelantado un calendario anual con un máximo de tres fechas en las que tengan previsto anunciar sus calificaciones sobre deuda pública.

Estas calificaciones sólo pueden anunciarse tras el cierre de las bolsas de la UE en viernes y al menos una hora antes de su reapertura. Además, los inversores y los Estados miembros deberán ser informados de los hechos y los supuestos en los que se basa cada calificación de deuda soberana.

Cumpliendo con esta nueva normativa, la agencia informó que volverá a revisar la nota de España en dos ocasiones este año, el 20 de junio y el 17 de octubre. Por su parte, Fitch publicará su decisión sobre el rating de España el 25 de abril y el 24 de octubre, y Standard & Poor's el 23 de mayo y el 14 de noviembre.