Cocheras de Plaza de Castilla
Interior de las cocheras de Plaza de Castilla, con las Cuatro Torres al fondo. JORGE PARÍS

La reivindicación histórica de los vecinos madrileños para soterrar las cocheras de Metro de la capital está ahora más cerca de convertirse en realidad. La Comunidad de Madrid y la empresa pública Metro están preparando una operación urbanística para enterrar los antiguos depósitos de los vagones en el entorno de Plaza Castilla (en el barrio de Ventilla, en Tetuán), en Cuatro Caminos (en el distrito de Chamberí), en Ventas (distrito de Salamanca) y en la calle Cavanilles (Pacífico, distrito de Retiro). Si finalmente sale adelante el proyecto, los terrenos liberados se destinarían a la construcción de viviendas, centros comerciales, zonas verdes y equipamientos públicos. La Consejería de Transportes espera finalizar la operación en 2017, aunque todo el plan depende de la disponibilidad de capital privado. El fin último de la operación es sanear las cuentas de la compañía pública mediante ingresos inmobiliarios.

Que se aproveche la operación para construir equipamientos necesarios para el barrioEl proyecto incluye el soterramiento de 95.000 metros cuadrados de superficie que ahora están ocupados por cocheras e instalaciones de Metro. "Toda la operación será posible gracias al capital privado. No se va a invertir dinero público. Se sacará a licitación cada uno de los cuatro proyectos por separado durante 2014 y se adjudicarán las obras a los solicitantes que ofrezcan la mayor cantidad. Los inversores privados se encargarán de aportar el capital, de realizar el soterramiento y de construir los equipamientos", explican fuentes de la Consejería de Transportes. Mediante la venta de terrenos "Metro ingresará 40 millones de euros este mismo año y 120 en total cuando concluya el proceso a finales de 2017", añaden.

El primer espacio en sacarse a licitación será el de las cocheras de Ventas, entre la plaza de toros y la M-30. "Se licitará en marzo o abril", prevén en la Comunidad. Este depósito se enterrará y se modernizarán sus instalaciones, mientras que en superficie se prevé construir un centro comercial o unos grandes almacenes. Por su parte, los vecinos de la zona esperan "que se aproveche esta operación para construir equipamientos necesarios para el barrio; llevamos tiempo pidiendo el soterramiento y no pueden dejar pasar esta oportunidad", apunta María Ángeles Rodríguez, presidenta de la Asociación de Vecinos y Comerciantes de Fuente del Berro. "Proponemos que se construya una piscina municipal, un centro de salud y centros educativos, principalmente una escuela infantil", añade Rodríguez.

Edificios para sedes de Metro y la Comunidad

También se prevén obras en las cocheras de Plaza de Castilla, junto a la avenida de Asturias. En la parcela liberada, esperan levantar tres edificios destinados a sedes administrativas de Metro y de la Comunidad. Estas construcciones podrían albergar establecimientos comerciales y un aparcamiento. Según las previsiones oficiales, las obras comenzarían a finales de 2015 y se prolongarían durante dos años. En este caso, los vecinos de Tetuán han solicitado que los terrenos se dediquen a dotar al barrio de nuevos espacios de ocio juvenil y una escuela infantil.

Queremos una escuela infantil, de artes, un espacio de ocio juvenil y un huerto urbanoOtro ámbito con peticiones vecinales históricas es el de las cocheras de Cuatro Caminos, ubicadas en la avenida Reina Victoria (en el distrito de Chamberí). El Ayuntamiento ya tenía planes para actuar en esta zona degradada y este proyecto regional le daría un impulso. Los residentes del barrio han propuesto en varios documentos entregados al Consistorio la creación en la parcela de "una escuela infantil, una escuela de artes, un espacio de ocio juvenil y un huerto urbano". La intención de la Comunidad es dedicar gran parte del espacio al uso residencial, incluyendo viviendas públicas, y a la construcción de una zona verde.

El último de los ámbitos a reformar sería el enclavado en la calle Cavanilles (barrio de Pacífico, en Retiro), donde se encuentra la sede principal de Metro. En este caso, las intenciones de la Comunidad y los deseos de los vecinos son más coincidentes. Los residentes, en sus sugerencias para el Plan General de Ordenación Urbana de Madrid, solicitaban la construcción de vivienda pública y de equipamiento básico, como centros de día, escuelas infantiles e instalaciones deportivas. El plan de la Comunidad es destinar el espacio a "uso residencial, terciario, equipamiento básico para los vecinos y zonas verdes".

Ingresos con patrocinios de líneas y venta de vagones

Otros proyectos de momento no han visto la luz, como la operación Chamartín o CampamentoEste proyecto inmobiliario se enmarca dentro del plan de Metro para obtener ingresos mediante "nuevas líneas de negocio". Entre los modos de cuadrar sus cuentas con nuevos ingresos están las operaciones publicitarias (como el patrocinio de la estación de Sol y de la línea 2 por la compañía Vodafone, o la inclusión de marcas en los billetes de transporte), la venta de souvenirs relacionados con Metro, la cesión de instalaciones para la celebración de eventos o la venta de vagones a otras ciudades del mundo.

Transportes asegura que la operación de soterramiento está avanzada y no corre riesgo de bloquearse. Sin embargo, tanto la Comunidad como el Ayuntamiento de Madrid y el Gobierno central tienen en su haber decenas de proyectos fracasados en los últimos años: entre ellos está la operación Chamartín (que también consistía en soterrar las vías del norte de la capital para construir una ciudad financiera en las parcelas), la operación Campamento (para reformar la zona de cuarteles del sur, que no acaba de arrancar) e infraestructuras de transporte, como el Plan de Cercanías, el tren a Navalcarnero o varios intercambiadores.

Consulta aquí más noticias de Madrid.