Sólo el 6% de las calles tienen nombre de mujer
Manuela Malasaña (Centro), una de las calles míticas de la capital con nombre de mujer.(Jorge París) Jorge París

Pocos son los madrileños que pueden vivir en una calle dedicada a una mujer.

De las 11.502 vías recogidas en el callejero de la capital, sólo 709 están dedicadas a mujeres, y la mayoría son de Vírgenes, santas y religiosas.

De las 11.502 vías recogidas en el callejero de la capital, sólo 709 están dedicadas a mujeres
Por contra, a los hombres se les han dedicado 2.780.

Del resto, la inmensa mayoría pertenecen a topónimos de ríos y accidentes geográficos, así como nombres de batallas o de municipios.

La escasez de topónimos femeninos se debe, según Valentina Fernández –historiadora y autora del libro Memorias de mujeres en el callejero de Madrid–, a la "invisibilidad de las mujeres a lo largo de la historia".

Discriminación positiva

Para subsanar este déficit, la Concejalía de Empleo y Servicios al Ciudadano está impulsando desde hace tres años el uso de nombres de mujeres para las nuevas calles.

Desde marzo de 2004, cuando la Concejalía de Ana Botella adoptó esta medida, el Ayuntamiento ha introducido en el callejero madrileño 231 nombres de calles.

De ellas, 25 se han dedicado a mujeres, frente a 22 en honor a los hombres.

La proliferación de los topónimos femeninos de los últimos años favorece, según Luis Miguel Aparisi, miembro del Instituto de Estudios Madrileños, que se estén "poniendo a calles nombres de personajes femeninos que no son lo suficientemente conocidos".

Como ejemplos, cita el caso de Juanita Cruz (una mujer torero), en el distrito de Fuencarral, o la monja Justa Domínguez de Vidaurreta, en Salamanca.

Homenajes al dueño del solar

En Madrid, según Valentina Fernández, existe la costumbre de dedicar las nuevas calles al propietario de la finca donde se crea un nuevo barrio.

Este es el caso de la familia Usera, cuyos miembros tienen numerosas vías en el distrito del mismo nombre.

No muy lejos de allí, en el Barrio de La Concepción (Ciudad Lineal) la mayoría de sus vecinos residen en una vía dedicada a una Virgen, tal es el caso de las calles Virgen del Coro, Virgen de Lluc o Virgen de la Alegría, entre otras.

Salamanca es otro de los distritos con presencia femenina y "curiosamente dedicado a las escasas políticas del sigo XIX  como Isabel II o María de Molina, que estaban de actualidad cuando se ideó este barrio", destaca Fernández.