El Ayuntamiento de Barcelona amplía el veto al botellón a los vasos de plástico y tetrabrik

  • El consistorio aprueba modificar la Ordenanza de Civismo, que hasta ahora solo hacía referencia a los vasos de cristal y las latas en la prohibición.
  • El gobierno municipal de CiU avala la propuesta del PPC, pero PSC, ICV y UxB votan en contra porque consideran que la normativa ya veta todo tipo de consumo.
  • La Guardia Urbana ha puesto 36.456 multas el último año, un 26% más que en 2012.
Varios jóvenes haciendo botellón.
Varios jóvenes haciendo botellón.
ARCHIVO

La Comisión de Presidencia y Régimen Interior del Ayuntamiento de Barcelona ha aprobado este miércoles una modificación de la Ordenanza de Civismo para "la prohibición del consumo de bebidas alcohólicas a la calle cuando el consumo se haga también en envases de plástico y tetrabrik". La medida se someterá ahora a información pública por un plazo de treinta días hábiles.

La propuesta se ha aprobado con los votos de CiU y del PPC. Este último partido la había presentado porque considera que la actual Ordenaza que regula el botellón solo explicita la prohibición de beber en vasos de cristal y en lata, mientras que no se hace referencia a los vasos de plástico o los tetrabriks.

El PPC ha remarcado el incremento de las molestias en ocias de ocio de Gràcia, Sant Martí o Ciutat Vella, y lo ha ilustrado con el aumento del 26% en las denuncias por botellón entre 2012 (28.843) y 2013 (36.456).

El PSC, ICV-EUiA y UxB se han opuesto a la medida, porque la consideran innecesaria. Los socialistas han recordado que la Ordenanza de Civismo dedica todo un capítulo al botellón y que ya deja claro que "el consumo de bebidas alcohólicas se prohíbe cuando cause molestias" en la vía pública. ICV ha considerado la medida propuesta por el PPC de "propagandística" y UxB ha apostado por gestionar mejor el espacio público.

Por su parte, el primer teniente de alcalde, Joaquin Forn, ha asegurado que el gobierno municipal apoya esta modificación de la normativa por "coherencia" y ha considerado "muy útil" la Ordenanza de Civismo en un momento en que, desde diversos sectores, como la Síndica de Greuges (Defensora de las Personas) de Barcelona, han reclamando que se revise después de ocho años de estar en vigor. Según Forn, introducir explícitamente la prohibición de los vasos de plástico y los tetrabriks no hace más que "clarificar" la normativa aún más.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento