La Conselleria se desentiende de los contagiados de hepatitis en la privada

Maeso, el único procesado por el contagio de hepatitis C, quiere que lo absuelvan.
Juan Maeso junto a su abogado, ayer en el juicio celebrado en la Audiencia Provincial de Valencia. (Kai Försterling / Efe)
Juan Maeso junto a su abogado, ayer en el juicio celebrado en la Audiencia Provincial de Valencia. (Kai Försterling / Efe)
El anestesista Juan Maeso, único acusado por el contagio de hepatitis C a 276 pacientes que fueron operados en el hospital de La Fe y en los centros privados Casa de Salud, Virgen del Consuelo y Clínica Quirón, pidió ayer al tribunal que lo absuelva y aseguró que si hablase «uno a uno» con los afectados les convencería de su inocencia.Maeso realizó estas declaraciones en el último día de la vista, que concluyó ayer tras un año y medio.

Explicó también que lo que más lamenta son los «insultos, vejaciones e intimidaciones» que ha tenido que soportar, y defendió su «inocencia» ya que, según dijo, «ni he sido drogadicto, ni lo soy, ni lo seré».

Por todo ello, reclamó al tribunal que lo absuelva y que le devuelva el pasaporte para «seguir manteniendo su estrecha relación con la medicina».

El abogado de la Generalitat, que intervino antes de Maeso, indicó que no iba a discutir la «posible responsabilidad» de la Conselleria de Sanidad respecto a los operados en La Fe. No obstante, sí subrayó que es «evidente» que los posibles daños en las clínicas privadas «no son consecuencia directa del funcionamiento de los servicios públicos».

Por su parte, las aseguradoras (Adeslas, Sanitas, DKV y Mutua Valenciana) también reclamaron su absolución y la del anestesista ante, en sus propias palabras, «falta de pruebas objetivas».

Comunidad Valenciana

Mostrar comentarios

Códigos Descuento