Proponen que el humo generado por aviones y fábricas se incluya en la lista mundial de nubes

  • Lo han propuesto científicos españoles de dos universidades catalanas.
  • De los diez géneros principales de nubes, siete son de origen artificial.
  • La iniciativa se recogerá en la wikipedia en español esta primavera.
Imagen de la estela que dejan a su paso los aviones (antroponubes) facilitada por la Universitat Politècnica de Catalunya.
Imagen de la estela que dejan a su paso los aviones (antroponubes) facilitada por la Universitat Politècnica de Catalunya.
EFE

Científicos españoles han propuesto que la clasificación internacional de nubes incorpore a aquellas que se forman a causa de la acción del ser humano y cuyo estudio -dicen- mejorará la predicción del clima.

Desde el siglo XIX, se distinguen diez tipos principales de nubes denominados géneros, que a su vez se subdividen en especies y variedades.

"De los diez géneros, hemos detectado siete que se generan de forma artificial", explica en una entrevista el investigador Jordi Mazon, profesor de Física Aplicada de la Universidad Politécnica de Cataluña, cuyo centro trabaja junto a la Universidad de Barcelona en esta propuesta.

De momento, la iniciativa es recogida en la wikipedia catalana y en primavera se prevé su inclusión en las versiones castellana y británica.

Se planteará también a la Agencia Estatal de Meteorología, que representa a España en la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

La propuesta, publicada en un artículo científico de la revista Weather, consiste en colocar el prefijo a- delante de cada género de nube para designar las "antroponubes" en las observaciones meteorológicas: antropocirro (aCi), antropoestrato (aCs), antropocúmulo (aCu) etcétera.

Generadas por las estelas de los aviones  y la actividad industrial

Este tipo de masas de agua líquida, en subfusión o cristales de hielo suspendidas de la atmósfera pueden ser generadas en la alta troposfera por las estelas de condensación que dejan tras de sí los aviones (denominadas genéricamente contrails, del inglés condesation trails) o bien en las capas bajas de la troposfera por la actividad industrial.

Además, explica Mazon, la iniciativa pretende que a nivel mundial comience a medirse la actividad humana en la troposfera (sobre todo aviones), "con el fin de que en quince o veinte años puedan hacerse series de climatología de las antroponubes", y conocer de algún modo la evolución de nuestro impacto en la troposfera.

Ello permitiría mejorar los actuales modelos matemáticos para predecir el cambio climático o el comportamiento del clima en el futuro.

En términos generales, las nubes tienden a enfriar la Tierra, debido a que reflejan la luz solar y por consiguiente llega menos radiación a la superficie terrestre. "Hay quien dice que el enfriamiento global está un poco frenado por estas nubes".

Presentación de una propuesta a AEMET

En 2001 cuando se cerró el espacio aéreo durante tres días debido al atentado del 11-S, investigadores estadounidenses detectaron que durante esas fechas la temperatura había ascendido ligeramente, atribuido a una menor cubierta de antroponubes generadas por el tráfico aéreo.

Para que la iniciativa llegue a buen fin, los investigadores tienen intención de presentar una propuesta formal a la Aemet, que es la única competente de hacerla llegar a la OMM.

En concreto, la Comisión de Instrumentos y Métodos de Observación de la OMM -y dentro de ella el grupo de expertos sobre estandarización- son los que debaten este tema, explica la Coordinadora del Área de Información Meteorológica y Climatológica de la Aemet, Ana Casals. Su próxima reunión es este mes de julio.

La Agencia Estatal de Meteorología canalizaría la propuesta si tiene "una mínima posibilidad de prosperar", indica Casals.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento