Vivienda
Un bloque de pisos de reciente construcción. Archivo

Cuando uno firma la compra de una casa se supone que adquiere una vivienda con todos sus "previos" realizados. Por ejemplo, la licencia de ocupación. Sin embargo, no son pocos los casos en que se han vendido inmuebles sin este permiso.

Debemos asegurarnos al comprar una vivienda nueva de que cuenta con la licencia de primera ocupación correspondiente al inmueble objeto de la transmisión. De lo contrario, no podremos contratar los suministros de agua, luz, gas o teléfono e, incluso, es posible que no podamos empadronarnos en ese inmueble.

No son pocos los casos en que se han vendido inmuebles sin este permisoComo bien recomienda el Colegio de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Cataluña, lo mejor es que en el acto de compraventa de un piso de obra nueva no olvidemos exigir al promotor que nos muestre una copia de la licencia de primera ocupación otorgada por el Ayuntamiento correspondiente.

Qué es la licencia de primera ocupación
Una vez ha finalizado la obra de una vivienda o edificio de viviendas, el Ayuntamiento correspondiente a la población donde esté ubicada podrá conceder al promotor la licencia de primera ocupación para que a partir de ese momento el edificio pueda ocuparse.

Requisitos para obtener esta licencia
La solicitud y tramitación corresponden al promotor de la vivienda. Tiene obligaciones vinculadas con la urbanización del entorno y la reparación de los daños causados como consecuencia de la obra. Hasta que estas obligaciones no estén satisfechas, el Ayuntamiento no le concederá la licencia.

Los requisitos dependen de la ubicación de la vivienda, pero también difieren según la Comunidad Autónoma a la que pertenezca el municipio.

Sin licencia de ocupación se anula la venta
El año pasado, el Tribunal Supremo sentenció que la falta la licencia de ocupación anula el contrato de compraventa de una vivienda. Según el alto tribunal, su ausencia es causa de resolución del contrato de compraventa de una vivienda porque supone el incumplimiento de la entrega del inmueble cuando el permiso no va a concederse en un plazo razonable.