El propietario de Pronovias, Alberto Palatchi, se ha convertido en el nuevo 'embajador' de Menorca con la organización de la regata de veleros exclusivos Menorca Maxi, gracias a la cual el puerto de Maó acogerá entre los días 21 y 25 de mayo una competición de embarcaciones Wally y J-Class.

Así, Palatchi, se ha confesado este miércoles "un enamorado de Menorca", durante la presentación de la iniciativa 'Proyecto Embajadores', que consiste en dar a conocer la imagen y producto de la isla por medio de empresas y personalidades.

"Veraneo en la isla desde hace 20 años y para mi es un honor que el Consell me propusiera formar parte del 'Proyecto Embajadores'", ha dicho el empresario que además ha remarcado que nueve embarcaciones Wally (de las 45 existentes en todo el mundo) y tres embarcaciones J-Class (de las siete existentes a nivel mundial) han confirmado ya su participación en la primera edición de la Menorca Maxi, que cuenta con la colaboración del Club Marítimo de Maó.

En este sentido, Palatchi ha expresado su deseo de que el circuito menorquín se convierta en una de las regatas más importantes del Mediterráneo junto con la de Saint Tropez, que congrega en el puerto de esta localidad francesa a unas 15.000 personas cada año.

De momento, Menorca acogerá entre el 21 y el 25 de mayo a unas 400 personas incluyendo armadores, tripulación e invitados.

Menorca reúne "condiciones óptimas"

Palatchi ha remarcado que tan sólo se organizan cuatro regatas al año en el circuito Wally y en el circuito J-Class. La primera cita de este año será a finales de abril en Palma Vela (Mallorca) y, posteriormente, se llevará a cabo la regata menorquína. Las embarcaciones participarán a finales de agosto en la regata de Porto Cervo (Italia) y, finalmente, a finales de septiembre, en la regata de Saint Tropez (Francia).

El empresario catalán, propietario de un Wally y experto en competiciones, ha recalcado que los veleros Wally y J-Class son la "fórmula 1 del mar".

"Desde que participo en la regata de Saint Tropez siempre había soñado con trasladar esta fórmula a Menorca", ha explicado Palatchi, quien ha asegurado que para convencer al propietario de Wally, el italiano Luca Bassani, de la idoneidad de incluir la isla en el circuito de 2014, lo invitó a Menorca el verano pasado.

"Menorca ofrece condiciones óptimas para la competición y unas vistas impresionantes de su entorno natural único", ha concluido.