Sharon Stone
Sharon Stone 20minutos.es
La película 'Basic Instinct 2' tuvo el dudoso honor de convertirse en la película más distinguida en la vigésimo séptima edición de los premios Razzie, dedicados al peor cine estrenado durante el año pasado.

"Aunque decidieron repartir su odio, los votantes de este año decidieron claramente situar la involuntariamente hilarante 'Basic Instinct 2' a la cabeza", anunciaron los organizadores en un comunicado.

Peor actriz

La cinta obtuvo cuatro trofeos Razzie, correspondientes a las categorías de peor película, peor continuación, peor guión y peor actriz, que recayó en Sharon Stone, protagonista también del éxito de taquilla "Basic Instinct" (1992).

Un premio menos obtuvo la comedia 'Little Man'
Un premio menos obtuvo la comedia "Little Man", que en la gala de estos galardones anti-Oscar, celebrada esta madrugada en Los Ángeles se llevó tres trofeos.

Peor nueva versión, peor actor (ex aequo a Marlon y Shawn Wayans) y peor pareja en pantalla (Shawn Wayans, bien con su hermano Marlon o con Kerry Washington) fueron los deshonores conseguidos por esta historia sobre un ladrón enano que finge ser un bebé, que los organizadores de los Razzie consideraron "lejos de ser divertida".

El terceto de los "ganadores" se completó con 'Lady in the Water', acreedora de sendos Razzies al peor actor secundario y director, ambos para su realizador, M.Night Shyamalan, en premio a su "megalomanía", según el comunicado.

Carmen Electra 'gana'

La categoría de peor actriz secundaria fue especialmente disputada entre "dos rubias carentes de talento", Jenny McCarthy -ganadora el año pasado- y Carmen Electra, que se llevó el gato al agua por 'Date Movie' y 'Scary Movie 4'.

Cerrando el palmarés, 'RV' ganó el premio a la peor excusa para un entretenimiento familiar, categoría estrenada este año.

La estatuilla, consistente en una lata de película con unas pelotas de golf a modo de moras pegadas y pintadas de dorado, está valorada en unos cinco dólares y los nominados no suelen asistir a la ceremonia de entrega, al contrario que los Oscar.