Personas afectadas por la crisis en la Región autogestionan redes cooperativas para obtener alimentos, medicinas y ropa

Un grupo de personas afectadas por la crisis económica y en situación de vulnerabilidad social ha puesto en marcha en la Región de Murcia una red solidaria cuyos integrantes colaboran entre sí para lograr autogestionarse, ser autónomos y cubrir sus necesidades en materia de alimentación, ropa, fármacos, asesoramiento legal o asistencia médica, entre otras cosas.
Imagen de una campaña de recogida de juguetes solidaria
Imagen de una campaña de recogida de juguetes solidaria
RED DE SOLIDARIDAD POPULAR DE MURCIA

Un grupo de personas afectadas por la crisis económica y en situación de vulnerabilidad social ha puesto en marcha en la Región de Murcia una red solidaria cuyos integrantes colaboran entre sí para lograr autogestionarse, ser autónomos y cubrir sus necesidades en materia de alimentación, ropa, fármacos, asesoramiento legal o asistencia médica, entre otras cosas.

Para formar parte de la plataforma, llamada 'Red de Solidaridad Popular', el único requisito es "participar en la propia organización y en sus actividades, es decir, colaborar con la recogidas solidarias de alimentos, en el reparto de panfletos y la actividad de la plataforma, por ejemplo", según ha informado a Europa Press uno de los promotores de esta plataforma, José León.

La principal novedad de esta red con respecto a otras ONG existentes es que su objetivo no es hacer "caridad" de forma vertical, es decir, dar limosna o auxilio a los más necesitados, sino extender un concepto de solidaridad y colaboración horizontal, en el que los beneficiarios sean capaces de aportar lo que puedan en función de sus posibilidades para que el colectivo pueda actuar de forma autónoma.

La red "huye de las políticas caritativas y asistenciales". Por contra, aspira a que los beneficiarios se autoorganicen de un modo "horizontal, comunitario y cooperativo" para que "todos seamos conscientes de la capacidad que tenemos para alcanzar soluciones al margen de la política de recortes y de determinadas autoridades públicas".

Origen de la red

León recuerda que la red fue creada para hacer frente a la actual situación de crisis económica, "o, mejor dicho, esta estafa", que se ve "agravada por los recortes y las distintas políticas de austeridad que se han venido imponiendo no sólo en España, sino en los países del sur de la Unión Europea".

La situación, critica, ha dejado "a cada vez más amplios segmentos de la sociedad sin nada que comer y sin acceso a medicinas o a una sanidad pública gratuita y de calidad en el caso de los mayores de 26 años que no han cotizado hasta esa edad, o las personas migrantes que pierden su trabajo y consecuencia de ello entran en una situación administrativa irregular".

Por todo ello, los impulsores de la red pensaron que tenían que ser los propios afectados por esta crisis económica los que debían autoorganizarse para dar salida a sus necesidades concretas, ya que el Estado "no es capaz de dar los recursos necesarios a estas personas para desarrollar un proyecto de vida digno".

La iniciativa surgió hace un año a nivel estatal en Rivas Vaciamadrid y, a partir de ahí, se ha ido extendiendo hasta sumar actualmente más de 85 redes de solidaridad popular locales en todo el país. En el caso de la Región, la 'Red de Solidaridad Popular' tiene presencia en el ámbito del municipio de Murcia, Cartagena, Yecla y Águilas, aunque su intención es seguir extendiéndose, no sólo a otros municipios, sino a los barrios de las grandes ciudades.

La red en la región de murcia

Los promotores de la iniciativa en la Región son personas que participan en organizaciones políticas y sociales de distinta índole que, desde hace tiempo, advertían problemas que el Estado "no era capaz de solucionar", por lo que decidieron empezar a organizarse.

El primer municipio de la Región en contar con una red de estas características fue Cartagena, donde esta organización se encuentra implantada desde hace casi un año y se reúne en el local de la Asociación de Vecinos del barrio José María de la Puerta. Allí colaboran ya con la plataforma medio centenar de familias de forma regular.

En la ciudad de Murcia, la red comenzó a funcionar hace casi cuatro meses en un espacio cedido por la Federación de Asociaciones de Vecinos (FAVEMUR), en uno de sus locales en el barrio de San Andrés y ya se benefician de la iniciativa unas 15 ó 20 familias, aunque "hay semanas en las que pueden participar hasta 30".

En total, la red dispone de un censo de 50 ó 60 personas en todo el municipio de Murcia que recurren de forma más o menos regular a la red. "A lo mejor una semana no necesitan comida pero sí ropa o medicamentos", añade León.

Servicios de la red

Entre otros servicios, las redes locales activas en la Región de Murcia llevan a cabo una recogida de alimentos para repartir entre los miembros más necesitados, disponen de un 'ropero solidario', y ofrecen asesoramiento jurídico y asistencia sanitaria a personas sin recursos.

Además, se plantean obtener una cesión de tierras de propiedad municipal o, incluso, alquilar parcelas de propiedad privada pero que estén a bajo precio para que parados y desempleados que forman parte de la red puedan obtener unos recursos mínimos de subsistencia y fortalecer la iniciativa de la despensa de alimentos solidaria.

Entre sus objetivos también se encuentra reforzar el área de asesoramiento jurídico, fundamentalmente para hacer frente a las nuevas tasas de la Justicia. Además, se proponen ampliar su asistencia sanitaria y ayudar no sólo con la entrega de medicamentos, como hasta ahora, sino "ofrecer cobertura a los colectivos que se han quedado sin derecho a sanidad pública, como los mayores de 26 años sin cotizar o la población emigrante".

Otro de sus proyectos es crear 'cajas de resistencia' en previsión de los posibles conflictos que se vayan originando a nivel laboral. Y es que el objetivo de la red es "no solo ayudar a que la gente no pase hambre hoy, sino que también tengan las herramientas para poder cambiar esta situación a medio plazo".

En el caso de Murcia, esta recogida de alimentos, medicamentos o productos de aseo se realiza todos los martes y miércoles a las puertas del mercado de San Andrés, entre las 11.00 y las 14.00 horas.

León especifica que todo el mundo puede colaborar en esta entrega e, incluso, hay comercios que se solidarizan y aportan sus bienes y productos de forma "totalmente desinteresada". Además, especifica que hay gente que no puede aportar ningún material pero está de acuerdo con la iniciativa, por lo que colaboran participando en la recogida y entrega de los artículos donados.

La red en la ciudad de Murcia empezó con tres familias hace tres meses y, desde entonces, el crecimiento ha sido "completamente exponencial", recuerda León, quien prevé un crecimiento "progresivo y controlado". Y es que el volumen de trabajo que pueda desarrollar esta plataforma "será directamente proporcional a la capacidad de organización que tengan los propios usuarios".

Por eso, la red prevé llevar a cabo una "descentralización" cuando alcance una cifra determinada de usuarios, de unas 100 ó 150 personas. Llegado a ese momento, la red realizará una división por barrios, ya que la gente en situación de necesidad no tiene siempre la posibilidad de desplazarse regularmente y el nivel de organización de la red es "directamente proporcional a la capacidad de organización que los propios afectados tengan".

En este sentido, la red está empezando a colaborar con otras organizaciones, como la Plataforma de Afectados por las Hipotecas (PAH), con la que hizo un reparto de juguetes conjuntos en Navidad, así como con las asociaciones de vecinos, organizaciones sindicales y políticas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento