Después del desfile que ha cerrado el salón internacional de la moda flamenca de este año, la modelo Veronica Hidalgo y la aristócrata Beatriz de Orleans han realizado declaraciones totalmente opuestas acerca de la descalificación de la ganadora del certamen de Miss Cantabria 2007 por el hecho de ser madre.

Hidalgo opina que las reglas del certamen están sujetas a las de un certamen aún más importante como es el de miss mundo y que "de todas formas, la definición de miss es señorita y una señorita no puede ni estar casada ni tener hijos".

Justo lo contrario que Beatriz de Orleans, quien dijo que es una norma totalmente absurda y que de hecho, el haber ganado el certamen le da más mérito.

Veronica sólo quiso incidir en temas profesionales, sobre cómo está encaminando su carrera hacia la televisión, sus estudios de arte dramático y la apertura de un local de copas.

La modelo no quiso hablar del tema de los malos tratos que ha sufrido "ya que es un tema mio muy personal".

Beatriz de Orleans parecía encantada con la variedad de la moda flamenca y destacó lo guapas que eran las modelos, así como lo bien que desfilan.

Unos desfiles en los cuales participó Alba Molina y María Pineda - que no quiso hacer declaraciones a los médios -.