Clínica bucodental.
Una paciente, en una clínica bucodental. Gtres

Mientras la crisis está echando el cierre a comercios de toda España, aumenta la oferta de clínicas dentales. Un boom al que contribuyen franquicias y aseguradoras médicas, que no quieren quedar al margen.

Hay una explicación: los españoles vamos más al dentista. Cerca del 80% de la población adulta tiene un problema bucal que requiere tratamiento. Acudimos por salud y por estética. Un claro ejemplo es el éxito de las ortodoncias entre los adultos; otro, los blanqueamientos dentales.

A ese mayor interés por la salud bucodental se suma una sobreoferta de profesionales en todo el país, que está encontrando una salida en las cadenas de franquicias gestionadas por grupos empresariales.

El factor rentabilidad ha sido decisivo en la apuesta de las aseguradoras, inmersas en los últimos años en un proceso de apertura de clínicas, en propiedad o en franquicia. Es una inversión rentable, no tiene nada que ver con las cifras de un hospital, explica Héctor Tafalla, presidente de la Asociación Nacional de Dentistas Autónomos (ANDA). De ahí la expansión. Según sus cálculos, montar una clínica dental estándar oscila entre los 150.000 y los 250.000 euros, inversión inferior a las cantidades que manejan las franquicias y que puede estar en el entorno de los 350.000 euros.

El sector de la ortodoncia del siglo XXI compite con establecimientos a pie de calle y con promociones comerciales que van desde tratamientos gratuitos, descuentos y financiación ventajosa. Para muchos, el fenómeno recuerda al que en su día protagonizaron las ópticas, que evolucionaron de un concepto sanitario puro y duro a establecimientos de complementos de moda.

España es el cuarto mercado dental de Europa, por detrás de Alemania, Italia y Francia, según los últimos datos disponibles, correspondientes a 2012, de la Asociación de Depósitos Dentales en Europa (ADDE). De acuerdo con esta investigación, el gasto dental en nuestro país se sitúa en 472 millones de euros, casi cinco veces menos que el alemán y prácticamente la mitad que el italiano y el francés.

En realidad, no hay grandes diferencias entre las tarifas en una clínica estándar y los centros de franquicias, asegura Tafalla, aunque reconoce que estos tienen precios señuelos en ciertos tratamientos, por ejemplo, limpiezas de boca gratuitas, con los que los dentistas autónomos no pueden competir.

Vitaldent fue pionera en 1989 en abrir clínicas a pie de calle. Hoy es una multinacional con presencia en España e Italia y cerca de 400 centros en todo el país. Ofrece, entre otras promociones, diagnóstico gratuito, garantías de por vida y ventajas en el pago de sus servicios.

Nueve años después, Unidental, del grupo Dentalliance, abrió la primera clínica con su marca. En estos momentos, la red se compone de más de 160 clínicas, de ellas 49 propias y asociadas, y el resto, franquiciadas. Entre otras promociones, la empresa ofrece tarifas planas en ortodoncias (a partir de 55 euros al mes) e implantes (18 euros al mes) o descuentos que llegan hasta el 30% en los tratamientos, así como el estudio y diagnóstico de ortodoncia gratuito.

Dentix, una red compuesta por 33 centros de salud y estética dental repartidos por toda España, es una de las más activas en aperturas de clínicas. Anuncia implantes dentales desde 222 euros y ofrece financiación hasta 60 meses sin entrada y hasta 36 meses sin entrada y sin intereses.

Las aseguradoras médicas también han encontrado una oportunidad de negocio en la salud dental. Se espera que las grandes compañías del ramo aumenten su oferta en 250 clínicas hasta 2015. SegurCaixa Adeslas ha invertido 31 millones en ampliar su red en 72 clínicas. Sanitas, por su parte, tiene un plan para potenciar su negocio dental en toda España, que supondrá una inversión total de 70 millones de euros hasta 2014 y permitirá alcanzar la cifra de 200 centros dentales Millenium este año.

A la carrera se ha sumado DKV, que prevé inaugurar 60 centros hasta 2015. Asisa también se ha apoyado en la oferta dental para crecer. A lo largo de 2013 ha abierto una docena de clínicas, propias y concertadas, en la comunidad de Madrid, así como un centro dental en Barcelona. Y también Mapfre ha hecho su apuesta, con la apertura en Madrid en 2013 de las dos primeras clínicas Salud 4 Dental, dedicadas íntegramente a la atención odontológica.

Pólizas desde 10 euros al mes

SegurCaixa Adeslas ofrece descuentos del 10% en la póliza del seguro Adeslas Dental Activa. Por 10,5 euros al mes el asegurado tiene acceso gratuito a los servicios odontológicos básicos. Sanitas Dental, desde 9,90 euros al mes, incluye más de 50 servicios y descuentos de hasta un 40% en el resto de tratamientos. DKV Integral incluye póliza dental, a partir de 32 euros al mes. Mapfre ofrece pólizas a partir de 65 euros al año. La poliza incluye prestaciones dentales gratis para los menores de 15 años, excepto la ortodoncia. Los asegurados en productos de salud de Asisa pueden acceder a sus clínicas Asisa Dental desde 7,05 euros por persona y mes (9,87 euros para los no asegurados).