El vicepresidente de la Generalitat y presidente del PP de Alicante, José Císcar ha asegurado este viernes que será el Comité Ejecutivo Provincial de Castellón quien decidirá sobre la permanencia del exvicepresidente de la Diputación de Castellón Francisco Martínez en su cargo dentro del partido, donde ocupa la vicesecretaría de zona centro del PP en la provincia.

Císcar, a preguntas de los periodistas en la rueda de prensa posterior al pleno del Consell, ha asegurado que si él fuera Martínez, imputado por presunta prevaricación en la gestión de la Corrida de la Beneficencia, dejaría sus cargos. Respecto a qué haría si fuera miembro de la dirección del PP de Alicante, ha respondido que "en el próximo Comité Ejecutivo se le relevaría de sus funciones".

El también conseller de Presidencia ha explicado que el PP "tiene unos estatutos que se aplican en todos los casos" y que plantean la apertura de un expediente informativo. Asimismo, ha señalado que el Comité Ejecutivo Provincial "cuando corresponda, tomará la decisión más conveniente".

No obstante, ha recordado que el acta de un diputado provincial "es personal, no es de los gobiernos ni de los partidos" y, por tanto, al respecto "cada uno tomas sus decisiones". También ha destacado que, en el caso de que Martínez sea miembro nato de la dirección provincial por su condición de diputado, "ni siquiera el presidente provincial podría tomar ninguna decisión al respecto".

José Císcar ha hecho hincapié en que Francisco Martínez "es una persona que está imputada, pero no condenada", y ha resaltado que "la filosofía de los Estatutos es también respetar la presunción de inocencia". Preguntado por la 'línea roja' del presidente de la Generalitat, ha respondido que "la línea roja de Fabra es apartar a todo este tipo de cargos de sus responsabilidades".

Consulta aquí más noticias de Valencia.