El primer ministro palestino, Ismail Haniya, presenta su dimisión para formar nuevo Gobierno

  • Durante la reunión en la que ambos líderes tenían previsto "zanjar sus diferencias".
  • Tres de las facciones palestinas de izquierdas consideran que el acuerdo de la Meca es "una bofetada" a sus aspiraciones.
Ismail Haniya, en una foto tomada el lunes en Gaza (Foto: Efe)
Ismail Haniya, en una foto tomada el lunes en Gaza (Foto: Efe)
Efe

El primer ministro palestino, Ismail Haniye, presentó su dimisión al presidente de la ANP, Mahmud Abás, durante una entrevista que ambos mantuvieron el jueves para iniciar el proceso de formación del nuevo gobierno.

Fuentes palestinas dijeron que en la entrevista, de alrededor de una hora, Haniye le entregó a Abás la carta de dimisión, y que éste la aceptó.

Este paso burocrático es condición legal para poder encomendar a la misma persona, o a otra, la formación de un nuevo ejecutivo, que en este caso será de unidad nacional.

Las fuentes agregaron que, a continuación, Abás le entregó otra carta en la que pide al líder de Hamás formar el próximo gobierno, según el acuerdo alcanzado en La Meca la semana pasada con la mediación de Arabia Saudí.

"A partir de ahora empezaré los contactos con los otros partidos", dijo Haniye al salir de la entrevista.

En la reunión ambas partes decidieron comenzar inmediatamente la formación del gobierno y la elección de los nuevos ministros, un proceso que, según fuentes de Al-Fatah, se espera que dure hasta dos semanas.

La entrevista entre ambos mandatarios estuvo precedida por otra de sus respectivos delegados para cerrar los últimos detalles del acuerdo de coalición.

El próximo gobierno palestino estará liderado por Hamás y Al-Fatah, aunque incluirá también a representantes de otras facciones y a políticos independientes.

Fuentes de Hamás dijeron que, antes de la reunión, Haniye habló por teléfono con el ministro de Asuntos Exteriores de Arabia Saudí, Saud Al-Faisal, y le prometió que el próximo gobierno será fiel "al espíritu y a la letra de los acuerdos de La Meca".

 

Los puntos a limar

Según el diputado Yahia Musa, diputado de Hamás, que cuenta con la mayoría de los escaños en el Consejo Legislativo, los puntos de fricción entre Abás y Haniye antes de la reunión eran tres: el primero está relacionado con quién quedará a cargo del Ministerio del Interior.

Hamás hizo varias propuestas pero todos los candidatos fueron rechazados por el presidente y por Al Fatah.

La aprobación de Abás en ese cargo es imprescindible, según lo pactado en La Meca.

El segundo punto de divergencia, precisó Musa, gira en torno del futuro ministro de Asuntos Exteriores, Ziad abú Amer, un independiente que, según Hamas, es hombre de Al Fatah, pero lo nacionalistas sostienen que trata de un político apoyado por los islamistas.

El tercer punto en discordia, según la interpretación que hace Hamás del Pacto de La Meca , es una exigencia de Haniye acerca de que el futuro Gabinete Nacional de coalición apruebe todas las decisiones y nombramientos efectuados por el Gobierno de Hamás.

Los grandes objetivos del Pacto de La Meca, auspiciado por el rey Abdulá de Arabia Saudí, para crear un gobierno de unidad son, por un lado, evitar una guerra civil tras los sangrientos choques de semanas atrás entre Hamas y Al Fatah, y lograr que la comunidad internacional levante el embargo que impuso al Gobierno de Haniya.

Otro posible efecto de la coalición palestina sería la reanudación de las negociaciones de paz con Israel que incluirán la creación de un Estado palestino independiente

Abás se reunirá el próximo lunes con el primer ministro israelí, Ehud Olmert, en una cumbre con la participación de la secretaria de Estado estadounidense, Condoleezza Rice.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento