El secretario provincial del Partido Andalucista (PA) en Sevilla, Manuel Visglerio, ha anunciado que la formación llevará a los plenos municipales de los Ayuntamientos afectados, así como al de la Diputación provincial de Sevilla, exigir al Ministerio de Fomento que destine para la autopista de peaje AP-4 Dos Hermanas-Cádiz, las mismas exenciones y bonificaciones, que en virtud de un convenio con las empresas concesionarias, se ha establecido para las autopistas AP-2 Zaragoza-Mediterráneo y AP-68 Zaragoza-Bilbao, según recogen sendos decretos aprobados por el gobierno y publicados en el BOE el pasado 16 de diciembre y para lo que se establece un montante de cerca de cien millones de euros en los próximos diez años.

Para Manuel Visglerio, "ya está bien del atraco permanente a cambio de no jugarnos la vida entre Sevilla y Cádiz". "Los andalucistas no queremos ser más que nadie, pero tampoco menos y estamos hartos de promesas incumplidas por los distintos gobiernos, así que exigimos el mismo trato que, antes el PSOE y ahora el PP, ofrecen a Aragón y un compromiso serio de la Consejería de Fomento y Vivienda gestionada por IU para colaborar y hacer posible un acuerdo que permita un uso alternativo a la Nacional IV", agrega en una nota.

Visglerio ha detallado que el Partido Andalucista está presentado ya la moción en los ayuntamientos afectados para que, en base a los decretos aprobados por el Gobierno Central se reclame del Ministerio de Fomento y de la Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía, el inicio de negociaciones con la concesionaria de la autopista, tendente a acordar medidas de exenciones y bonificaciones en el peaje que permitan una descongestión del tráfico de la N-IV.

Explica que en el caso de Aragón el argumento del gobierno recogido en los Decretos 919/2013 y 920/2013 para eximir del peaje a vehículos ligeros y bonificar a vehículos pesados en el tramo de más de 100 kilómetros, entre Alfajarín y Fraga de la autopista AP-2, es establecer un itinerario alternativo al mismo trayecto de la N-II, cuyo intenso tráfico plantea "graves problemas de seguridad vial y siniestralidad"; idéntico pretexto para el tramo de 48 kilómetros, entre Zaragoza y Gallur, de la AP-68 alternativo a la N-232.

Estas bonificaciones para los citados tramos vienen a ampliar las ya aplicadas a los usuarios por el anterior gobierno del PSOE y por el gobierno de Aragón desde el año 2009, y suponen, para el líder del PA en Sevilla, "un nuevo engaño y una discriminación para los usuarios de la Nacional IV, vía en la que se siguen acumulando accidentes y víctimas".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.