La Policía Nacional detuvo el pasado día 3 a un joven de 18 años, JC.A.R., acusado de robar en Nochevieja una moto que estaba aparcada en los bajos de una urbanización en la calle General Dávila de Santander.

El chico fue localizado en la confluencia de las calles Marqués de la Hermida y Ruiz Zorrilla por el hijo de la propietaria, que reconoció el ciclomotor y forcejeó con el conductor, reteniéndole hasta la llegada de la Policía.

El detenido, que se había fugado del centro de menores de Parayas y al que constan ocho detenciones anteriores, pasó a disposición judicial.

Los hechos ocurrieron el 31 de diciembre entre las 13 y las 18 horas, cuando el vehículo se encontraba estacionado en los bajos de la urbanización en la que reside la dueña.

Dos días después, la denunciante vio a un joven que pilotaba su ciclomotor por la calle General Dávila e intentó detener el vehículo poniéndose delante del mismo. No obstante, casi fue atropella y el ciclomotor consiguió darse a la fuga.

Al día siguiente, el hijo de la propietaria localizó el ciclomotor cuando circulaba por la zona del Barrio Pesquero, llamó a la Policía y siguió en su vehículo, hasta que logró interceptarle, entre las calles Marqués de la Hermida y Ruiz Zorrilla.

Se inició un forcejeo con el piloto en el que recibió varios golpes, por los que precisó asistencia médica posteriormente,. No obstante consiguió retenerle hasta la llegada de la patrulla policial, que procedió a su detención por un delito de sustracción de vehículo a motor.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.