Cantabria cerró el año pasado con 600 licencias menos de golf, lo que supone una pérdida del 6,8% en relación al ejercicio anterior.

Así, la región comenzó el ejercicio con 8.871 licencias, y lo acabó con 8.271 que, pese al descenso, representa un ligero incremento si se compara con el primer semestre de 2013, que terminó con 8.145 jugadores.

Según datos de la Federación Cántabra de Golf, difundidos por la Real Federación Española, la mayoría de los jugadores cántabros son de la categoría de mayores, en concreto 4.033, de los que 3.070 son hombres y 963 mujeres.

También destaca la categoría senior, con 3.129 golfistas, de los que 1.990 son hombres y 1.139 mujeres, mientras que el resto de categorías están por debajo por debajo del millar de federados.

En todo el país, el número de licencias descendió un 6% a lo largo del año, hasta las 296.464, perteneciendo la inmensa mayoría a amateurs (294.987, también un 6% menos) y 1.477 a profesionales (+4,3%).

El año pasado, el número de licencias cayó en todas las comunidades, especialmente en Cataluña (-9,7%), siendo Aragón la región donde menos bajaron (-2,8%).

Consulta aquí más noticias de Cantabria.