Los detenidos son cuatro vecinos de la localidad cacereña de Talayuela, de entre 19 y 37 años, que están acusados de varios delitos de robo con fuerza en las cosas, y el imputado es vecino de Almendralejo (Badajoz), acusado de un delito de desórdenes públicos.

Según informa la Guardia Civil en nota de prensa, los detenidos están acusados de robar, el pasado 3 de enero, una bobina de cobre del interior de un transformador eléctrico de grandes dimensiones, situado en el mismo término municipal, que fue localizada posteriormente por la Guardia Civil, cargada en el remolque de un tractor dispuesto para ser trasladado.

Para la sustracción de la bobina, los presuntos autores habían utilizado dos máquinas retroexcavadoras, que a su vez habían sido robadas en las proximidades de la subestación, así como un tractor y un remolque para su traslado.

La empresa propietaria ha cuantificado el valor de la bobina y los daños causados en más de 500.000 euros, según informa la Guardia Civil.

Así, las investigaciones llevadas a cabo por la Guardia Civil han permitido implicar a los cuatro detenidos en otros ocho robos cometidos, en transformadores y torretas eléctricas, dos de ellos en Navalmoral de la Mata; uno en Rosalejo; tres en Majadas de Tietar, uno en Tejeda de Tietar y otro Jaraíz de la Vera.

Explica que los detenidos conocían el empleo de maquinaria para cometer esta serie de robos, en los que "utilizaban una gran violencia", tanto para acceder a las naves o casetas donde se encontraban los transformadores, así como para apoderarse del cable de cobre. Además sustraían "todas aquellas herramientas y maquinarias que encontraban a su paso", por lo que provocaban "cuantiosos daños".

La operación desarrollada por la Guardia Civil continua abierta, y no descarta se produzcan nuevas detenciones.

Los detenidos, con numerosos antecedentes, han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Navalmoral de la Mata (Cáceres).

Igualmente, durante los meses de noviembre y diciembre de 2013, la Guardia Civil detectó de que en las localidades cacereñas de Casas de Don Antonio y Valdesalor, se estaban produciendo una serie de robos de cable de cobre, perteneciente al abastecimiento general de energía eléctrica, así como de la red de comunicaciones de ambas poblaciones.

Unos robos que llegaron incluso en la localidad de Casas de Don Antonio, a dejar la población sin suministro eléctrico durante tres días, como consecuencia del robo de un kilómetro de cable de cobre de la red general.

De la investigación llevada a cabo por la Guardia Civil, se ha conseguido identificar a uno de los supuestos autores, el cual ha sido imputado como presunto autor de los delitos de desordenes públicos y robo con fuerza en las cosas.

Consulta aquí más noticias de Cáceres.