Héroes del Silencio
El grupo lleva más de diez años sin subirse a un escenario. EMI

El rumor se ha hecho realidad. Héroes del Silencio vuelven. El grupo, disuelto hace más de una década, ha anunciado hoy una gira transatlántica para 2007.

Serán en total diez conciertos, de los que hoy se han anunciado las primeras cinco fechas: 15 de septiembre en Guatemala (Estadio del Ejército), 22 de septiembre en Buenos Aires (Club Ciudad), 29 de septiembre en Los Ángeles (Fórum), 6 de octubre en Foro Sol (México DF) y 12 de octubre, Día del Pilar, en el estadio de la Romareda de Zaragoza.

Desde hace tiempo se venía hablando de esta posible reunión, una de las más esperadas del rock español. Según publicó el Heraldo de Aragón meses atrás, los miembros del grupo estuvieron ensayando juntos el pasado verano en un polideportivo de una localidad zaragozana.

 

Héroes del Silencio anunciaron en 1996 una "separación temporal" que ha acabado durando mucho más de lo previsto
Héroes del Silencio anunciaron en 1996 una "separación temporal" que ha acabado durando mucho más de lo previsto, sobre todo para sus fans, que conforman la base de seguidores más sólida que se ha visto en la música rock española.

 

"Las tensas relaciones personales, el cansancio y la lesión de la mano izquierda del guitarrista Juan Valdivia, que se vio impedido para tocar algunas de las canciones del grupo, fueron el detonante que llevó a la ruptura", publica el Herlado de Aragón.

Atrás dejaban cuatro discos de estudio y millones de discos vendidos a lo largo y ancho del planeta. Su repercusión fue inmensa no sólo en España y Latinoamérica, sino también en Alemania, donde su álbum Senderos de traición (1990) despachó más de 200.000 copias.

Su música concentraba fuerza (Led Zeppelin, Guns 'N Roses o The Doors eran influencias reconocibles), melodías definidas y letras crípticas. Esta oscuridad expresiva y la pose un tanto chulesca de Enrique Bunbury provocaron que el grupo fuera tan admirado como atacado.

Su último disco de estudio, Avalancha (1995), mantenía el nivel de los anteriores, por lo que su separación al año siguiente fue una sorpresa y cayó como un jarro de agua fría sobre sus seguidores.

 

La buena marcha de la carrera en solitario de Bunbury ha alejado año tras año la posibilidad de una reunión
Desde entonces, la buena marcha de la carrera en solitario de Bunbury ha alejado año tras año la posibilidad de una reunión. Del resto de miembros de la banda, poco se ha sabido en la última década.

 

El batería Pedro Andreu ha sido el más activo, musicalmente hablando, con dos proyectos: el grupo Pura Vida y el dúo electrónico DAB. El guitarrista Juan Valdivia, el alma del sonido del grupo, se concentró en un proyecto en solitario, Trigonometralla, que nunca vio la luz. Por su parte, el bajista Joaquín Cardiel se dedicó a la arquitectura.

Por el momento, sólo se ha confirmado un concierto en España, aunque es de esperar que próximamente se anuncien más fechas. Sobre la posibilidad de que el grupo retome su carrera nadie se ha pronunciado.