La consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta, Maria Jesús Serrano, ha suscrito este jueves con el Ayuntamiento de Baena (Córdoba) un convenio para la adhesión de este municipio al Sistema Andaluz de Compensación de Emisiones (SACE). Con esta iniciativa la localidad cordobesa se convierte en la primera de Andalucía que asume el compromiso de participar activamente en la lucha contra el cambio climático reduciendo sus emisiones de gases de efecto invernadero.

Según ha manifestado Serrano, con la firma de este acuerdo la Junta "abre un canal de colaboración con los ayuntamientos para que éstos integren la lucha contra el cambio climático entre sus objetivos".

Para la consejera, los ayuntamientos pueden contribuir de forma positiva a la reducción de emisiones de dióxido de carbono (CO2) en sus territorios, a través de sus políticas en materia de residuos, urbanismo, vivienda o tráfico, además de realizar una importante labor de sensibilización ciudadana.

En este sentido, la titular de Medio Ambiente ha señalado que su departamento pondrá a disposición del Ayuntamiento de Baena una serie de instrumentos para realizar una auditoría que le permita llevar a cabo una evaluación de las emisiones que generan sus instalaciones y actividades. A partir de los resultados obtenidos, se diseñará y aplicará un plan de reducción basado en el ahorro y la eficiencia energética, que contemplará las medidas y actuaciones que llevará a cabo para disminuir sus emisiones de CO2.

Además de los efectos positivos que se obtienen por la mitigación de emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera, el SACE posibilita también la opción de compensar sus emisiones a través de proyectos de forestación, reforestación y conservación.

El Sistema Andaluz de Compensación de Emisiones, promovido por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, es una plataforma pionera en España que permite a las empresas e instituciones, que no están obligadas a acudir al Régimen de Comercio de Derechos de Emisión, participar de forma voluntaria en la reducción de emisiones de CO2 a la atmósfera.

Esta iniciativa, puesta en marcha en 2009, tiene como principal objetivo, sensibilizar e implicar al sector empresarial y gestores públicos en la necesidad de acometer acciones específicas de lucha contra los efectos del cambio climático.

Pionera a escala nacional

Igualmente, la consejera ha recordado que Andalucía ha sido pionera a escala nacional en la lucha contra este fenómeno global al poner en marcha en 2002 una estrategia para mitigar las causas y efectos del mismo, que se ha complementado con el Plan de Acción por el Clima y sus Programas de Adaptación, Mitigación y Comunicación.

Todos ellos son "claros exponentes del firme compromiso que la Junta mantiene en la lucha contra el cambio climático, consciente de que la reducción de emisiones es una oportunidad inmejorable de avanzar hacia la sostenibilidad real del modelo económico y del tejido productivo, modernizándolo tecnológicamente y haciéndolo más competitivo", ha dicho.

La emisiones de gases de efecto invernadero de un país se dividen en dos grandes grupos, las emisiones de CO2 de las instalaciones industriales afectadas por la directiva europea que regula el Régimen de Comercio de Derechos de Emisión y el resto de emisiones que constituyen el sector difuso.

En este último están incluidas las emisiones procedentes de otras actividades industriales, el sector agrario, el sector residencial, institucional y comercial, el tratamiento de residuos y el más importantes de todos el sector del transporte.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.