Un agente segoviano del Cuerpo Nacional de Policía que se encontraba libre de servicio consiguió reanimar el pasado 31 de diciembre a un hombre que había participado en la popular Carrera de Fin de Año de Segovia y que de manera súbita se desplomó y cayó al suelo a la puerta de un establecimiento hostelero de la avenida de La Constitución.

Los hechos tuvieron lugar hacia las 20.15 horas. El agente, destinado en la Jefatura Superior de Policía de Madrid, se encontraba en el local acompañado de su padre, también funcionario de policía y destinado en la Comisaría de Segovia, así como de su esposa, en la actualidad alumna de la Escuela Nacional de Policía de Ávila.

Con la colaboración de ésta, el policía realizó prácticas de reanimación cardiopulmonar al corredor, que se encontraba inconsciente, no respondía a estímulos y tenía respiración agónica y de una frecuencia muy escasa, por lo que su vida podría correr riesgo, según han informado fuentes de la Subdelegación del Gobierno.

El agente mantuvo las maniobras durante unos 15 ó 20 minutos de manera ininterrumpida, y consiguió, minutos antes de la llegada de la dotación sanitaria del 112 que se desplazó al lugar, que el hombre recobrara la consciencia, así como la frecuencia respiratoria.

El deportista fue finalmente trasladado al Hospital General de Segovia acompañado de dos dotaciones policiales de la Brigada de Seguridad Ciudadana de la Comisaría Provincial de Segovia que se habían desplazado al lugar.

Consulta aquí más noticias de Segovia.