La Conselleria de Agricultura, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Natural de la Generalitat ha ampliado al valle de Cardós el programa de cohabitación para reducir los conflictos entre el ganado ovino y el oso pardo ('Ursus arctos'), que se aplica desde 2010 en los valles de Àneu.

Según ha informado este jueves en un comunicado, el programa busca evitar ataques de oso pardo —una especie amenazada en Catalunya— agrupando los ganados de una misma zona durante el verano, encerrándolos durante la noche y garantizando la presencia de pastores las 24 horas del día y de perros de protección.

En las tres reagrupaciones realizadas en 2013 han participado 14 ganaderos y se han custodiado unas 3.000 ovejas, al tiempo que solo han muerto dos ovejas por ataques de oso pardo —los ganaderos fueron indemnizados—.

el programa está impulsado por la Dirección General de Medio Natural y Biodiversidad con la colaboración del Servicio de Biodiversidad y Protección de Animales y del Parque Natural del Alt Pirineu.

También cuenta con la colaboración de los ganaderos beneficiarios, del Equipo de Seguimiento y Conservación del Oso (Tragsega) y de la ONG Acciónatura, que ha facilitado el material de prevención y ha facilitado la contratación de pastores ayudantes.

Consulta aquí más noticias de Lleida.