El subdelegado del Gobierno en Cádiz, Javier de Torre, asegura que "el derecho a la manifestación está constitucionalmente consagrado y no se pone en cuestión" con la Ley de Seguridad Ciudadana, al tiempo que manifiesta que "sólo tiene que temerla el que pretende utilizar las manifestaciones y concentraciones para originar altercados y desórdenes o provocar daños en los bienes públicos".

En una entrevista concedida a Europa Press, De Torre insiste en que una manifestación "no implica desorden público". Al hilo de esto, recuerda que, tras los destrozos ocasionados recientemente en el puente José León de Carranza, ha "pedido al comité de empresa de Navantia Puerto Real (Cádiz) que condene los actos vandálicos, y demuestre así que se manifiesta para pedir realmente carga de trabajo y no ampara actos vandálicos", enfatiza.

De Torre argumenta que, de no condenar los actos vandálicos, "el comité de empresa Navantia está diciendo que la forma de reivindicar es destrozando mobiliario público, y eso la ley no lo permite". El subdelegado expone que "si cada ciudadano que se encuentre intranquilo por cualquier motivo, con tantas familias y personas angustiadas que hay por la situación de paro, por ejemplo, se pone a cometer actos vandálicos, este país sería ingobernable".

"Es lo que hemos visto con los trabajadores de Navantia: si usted hace un daño, será imputado por la autoridad judicial", manifiesta. Así, el Subdelegado afirma que "sólo el que pretende deformar la realidad puede decir que se pone en marcha una Ley de Seguridad Ciudadana que es excesiva".

Por último, indica que las críticas que ha recibido la citada ley "no están justificadas y se están haciendo, o desde la mala fe, o desde el desconocimiento, porque se han despenalizado muchos comportamientos que pasan a la vía administrativa, y lo que se hace así es redoblar las garantías para el ciudadano".

Consulta aquí más noticias de Cádiz.