Endesa ha acabado la reforma tecnológica de una línea de media tensión a 25 kilowatios a su paso por la zona boscosa de dos pedanías de Camarasa —la Maçana y Fontllonga—, para mejorar la calidad y la continuidad del suministro eléctrico en este municipio, en Àger y en Les Avellanes i Santa Linya, además de proteger a las aves.

Se han invertido 50.000 euros en renovar más de siete kilómetros de cableado aéreo de armadura de protección sin acero, sustituyéndolo por uno de aluminio y acero porque es más fiable y con mejores prestaciones tanto mecánicas como eléctricas, ha informado la compañía en un comunicado.

También se han sustituido 33 soportes de madera en malas condiciones —por viejos y porque los pájaros los van dañando al picotearlos— y se han instalado elementos de seguridad para minimizar las posibilidades de colisión o electrocución de la avifauna.

Consulta aquí más noticias de Lleida.