Atentado en Volgrado
Una pareja se lamenta en el lugar de uno de los atentados terroristas perpetrados en la ciudad rusa de Volgogrado. EFE

La Policía rusa ha detenido este martes a varias decenas de personas en Volgogrado horas después de que la ciudad sufriera dos atentados terroristas el domingo y el  lunes que han acabado con la vida de al menos 34 personas.

En el marco de la operación antiterrorista Torbellino, la Policía y el Ministerio del Interior han desplegado en Volgogrado unos 5.200 agentes para hacer redadas en busca de personas relacionadas con los dos ataques terroristas, según ha explicado el director de Emergencias, Andrei Pilipchuk.

La operación para capturar a los terroristas ha sacado a la calle a 5.200 agentes

En total, han sido arrestada 87 personas, algunas de ellas con armas y otras por resistirse a identificarse o por no hacerlo con la documentación correspondiente.

La cadena de televisión estatal ha mostrado imágenes de agentes uniformados con casco llevando a varios detenidos frente a un muro. No hay indicios de que estén directamente relacionados con los dos atentados o de que tuvieran planeado llevar a cabo más atentados.

La ola de detenciones se enmarca dentro de la promesa realizada este mismo martes por el presidente del país, Vladímir Putin, quien aseguró que las autoridades continuarán la lucha contra los terroristas hasta "su completa eliminación".

"Continuaremos la lucha contra los terroristas de manera segura, despiadada y consecuente hasta su completa eliminación", afirmó Putin, que viajó a la ciudad de Jabarovsk, en el Lejano Oriente ruso.

Dos suicidas

La agencia de noticias rusa Itar-Tass ha asegurado que la Policía está centrando sus investigaciones en trabajadores del Cáucaso y de países de la antigua Unión Soviética. Los investigadores creen que un terrorista suicida fue el autor del atentado del lunes contra un trolebús  y que otro suicida perpetró el ataque del domingo en la estación ferroviaria.

Basándose en fuentes no identificadas, la agencia de noticias Interfax ha indicado que los investigadores estiman que el autor del atentado del domingo es un ciudadano ruso que se convirtió al islam y se trasladó a Daguestán para sumarse a los milicianos islamistas a comienzos de 2012.

Volgogrado sufrió el pasado mes de octubre un ataque terrorista en el que una mujer de Daguestán acabó con la vida de otras siete personas al hacer estallar la carga explosiva que llevaba en el interior de un autobús.

Los dos atentados de Volgogrado han hecho temer que exista una campaña terrorista contra la celebración de los Juegos Olímpicos de Invierno que acogerá a comienzos de 2014 la localidad rusa de Sochi, en la que será la primera cita olímpica en el país desde la caída de la Unión Soviética en 1991.