Arte al aire libre para vecinos del millonario Silicon Valley

  • El Museo de Arte Moderno de San Francisco (California) instala en Los Altos, una de las localidades más caras de los EE UU, obras de arte contemporáneo.
  • Cerrado hasta el 2016 para ser ampliado, el centro lleva a la exclusiva ciudad esculturas, pinturas, instalaciones, fotos y vídeos de artistas de todo el mundo.
  • Los autores han tratado en sus piezas "el encanto suburbano" y la relación del lugar con "la vasta cultura de la tecnología que lo rodea".
Una de las fotos de Soth, que documentó la vida en varias ciudades cercanas a Silicon Valley
Una de las fotos de Soth, que documentó la vida en varias ciudades cercanas a Silicon Valley
© Alec Soth - San Francisco Museum of Modern Art

Para Project Los Altos (Proyecto Los Altos) el Sfmoma —el Museo de Arte Moderno de San Francisco (California, EE UU)— ha escogido Silicon Valley como escenario: una región a una hora en coche de San Francisco y centro neurálgico de las más poderosas compañías de tecnología high-tech e Internet como Google, Facebook y Apple. El centro lleva así su actividad por primera vez fuera de los límites de la ciudad.

El Sfmoma cerró sus puertas en mayo de 2013 para iniciar una ampliación que añadirá 22.000 metros cuadrados a su superficie actual y costará 325 millones de dólares. Hasta su reapertura, prevista para 2016, el centro mantiene la actividad organizando proyectos "más allá de las paredes".

Calificado como "de naturaleza experimental", el proyecto reúne hasta el 2 de marzo las obras de nueve artistas contemporáneos nacionales e internacionales para exhibirlos en interiores y también al aire libre en fachadas, parques y otros lugares públicos de la exclusiva localidad de Los Altos: una de las más caras de los EE UU, en la que una vivienda cuesta de media dos millones de dólares (1,5 millones de euros).

"Expandir la oferta cultural a centros no urbanos"

El museo se enorgullece así de "expandir la oferta cultural a centros no urbanos" y detalla que los autores han tratado en sus piezas "el encanto suburbano" y la relación del lugar con "la vasta cultura de la tecnología que lo rodea".

Del californiano Chris Johanson (1968) se exponen varias esculturas al aire libre, como el gran signo de interrogación creado con trozos de tela reciclados y que se infla cada mañana. El estadounidense Spencer Finch (Connecticut, 1962) crea en una misma pintura la paleta de colores basada en la película El Mago de Oz (Victor Fleming, 1939). El veterano fotógrafo Charles Garoian (1943) documenta con imágenes de los años setenta y ochenta el pasado de Los Altos, que con las intervenciones artísticas de él y sus coetáneos hicieron del suburbio un lugar interesante para realizar performances.

También hay iniciativas que buscan la colaboración del público. La checa Katerina Sedá (1977) ofrece a los habitantes de Los Altos que revelen un "récord personal". Tener los ojos más azules, la mayor colección de saleros y pimenteros, ser quien más peso ha perdido en un solo año... Sedá reúne en una web fotografías sobre las proezas y las expondrá en una galería de la ciudad. En relación directa con Silicon Valley, las intervenciones y los vídeos del alemán Christian Jankowski (1968) sirven para animar a los empleados de las corporaciones a hablar sobre aspectos ajenos a su trabajo y, según el artista, escuchar a quienes "hablan el lenguaje del futuro".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento