La Policía Local detectó el pasado año hasta 153 infracciones en los autobuses de transporte escolar. Incluso hallaron tres furgonetas que prestaban el servicio de manera irregular y algunos vehículos que estando destinados al transporte de mercancías trasladaban a escolares sin la debida autorización.

El Ayuntamiento inicia ahora Transporte Seguro, una campaña de información y control sobre el transporte escolar y la competencia desleal en el transporte de viajeros y en el de alimentos perecederos. Durará hasta finales de abril.

La llevará a cabo el Servicio Especial de Transportes e Intrusismo (SETI) con el apoyo de otros agentes.

En 2006 esta unidad inspeccionó 1.135 vehículos de transporte de mercancías y viajeros. En ellas detectaron hasta 1.029 infracciones. Las irregularidades más cometidas: circular sin la autorización para llevar personas o mercancías, transportar más plazas de escolares de las permitidas, no cumplir el itinerario establecido o ir con la ITV caducada.