La Policía Francesa detuvo anoche en Francia al presunto etarra Peio Álvarez Saleta, a quien se relaciona con el zulo hallado en Amorebieta (Vizcaya) y con otro presunto miembro de ETA arrestado el 25 de enero en Portbou (Girona), según fuentes de la lucha antiterrorista.

Su labor se centraría en labores de acogida de etarras huidos de España a Francia

Al parecer Álvarez Saleta tenía su residencia establecida "de forma semi-legal" en el País Vasco francés y su labor dentro de la banda se centraba en labores de acogida a los etarras que huían de España a Francia.

De hecho, el detenido compartía casa con el también presunto miembro de ETA Iker Aguirre Bernadal, detenido el pasado 25 de enero en la localidad gerundense de Portbou cuando supuestamente se dirigía a Valencia para recabar datos para cometer atentados durante la Copa de América.

También se relaciona a Álvarez Saleta con el 'comando etarra' que preparó el zulo de Amorebieta -que contenía 30 kilos de nitrato amónico y otros 30 de polvo de aluminio-, y que abandonó en Atxondo 181 kilos de material explosivo, principalmente amonal.

De hecho, las investigaciones apuntan a que Asier Larrinaga Rodríguez y Garikoitz Etxebarria Goikoetxea, miembros del citado 'comando', se dirigían a una cita con él cuando fueron detenidos el pasado 9 de enero en localidad vascofrancesa de Ascain.