En Cantabria existen actualmente 32 clubes de alterne en los que trabajan ciudadanas mayoritariamente de origen brasileño, paraguayo y dominicano, si bien se aprecia "un importante aumento" de rumanas así como de mujeres que ostentan la condición de familiares de residentes comunitarios.

Así se recoge en la memoria de la Fiscalía de 2012, a la que ha tenido acceso Europa Press, en la que se destaca que los controles realizados tanto por la Brigada Provincial de Extranjería como por la Guardia Civil en estos locales han sido de número muy similar al del año precedente, 35 en 2012 frente a los 32 del año 2011.

En estos controles no se ha detectado la existencia en Cantabria de redes organizadas que lleven a cabo actuaciones de inmigración ilegal para la captación de estas mujeres.

Según añade la Fiscalía, estas mujeres llegan a Cantabria a través de gestiones realizadas por ellas mismas desde sus países de origen, con frecuencia a través de anuncios en Internet o por contactos con otras compatriotas, no habiéndose detectado casos de trata de seres humanos con relación a las mismas a lo largo de 2012.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.