Así lo ha destacado, en una entrevista concedida a Europa Press el teniente coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil en Córdoba, Francisco Fuentes, quien ha señalado que dicho incremento en la aprehensión de plantas de marihuana, que son cultivadas por los delincuentes en invernaderos y plantaciones de muy diverso tipo, en interior y exterior de viviendas, en solares urbanos o en fincas rústicas, se debe a que "en los últimos meses ha habido un repunte importante de actuaciones" de la Benemérita, "simplemente porque se ha puesto en marcha un plan específico, a partir de este pasado verano, contra el cultivo y el tráfico de marihuana".

Dicho plan especial se ha venido desarrollando, según ha aclarado Fuentes, "porque se ha detectado un incremento en el cultivo y elaboración" de marihuana, "y se ha actuado en consecuencia". De hecho, según ha subrayado, "prácticamente se han duplicado el número de actuaciones, en comparación con el mismo periodo del año pasado y, en el mismo sentido, el número de detenciones".

La consecuencia de todo ello, según ha señalado el teniente coronel jefe de la Comandancia cordobesa, es la aprehensión "de casi 300 kilos de marihuana en lo que va de año, lo que es una cantidad muy superior a la del año pasado".

Estos datos, según ha indicado Fuentes, muestran que el Instituto Armado está llevando a cabo en la provincia "una actuación intensa contra este tipo de droga, pero a la vez que se mantiene la lucha contra el tráfico del resto de drogas, fundamentalmente contra el hachís y la cocaína".

Ello se debe, según ha concluido el teniente coronel de la Benemérita, a que "la lucha contra el tráfico de estupefacientes es una línea básica" de la actuación de la Guardia Civil, que en la provincia interviene, "tanto a pequeña escala, como en investigaciones sobre grupos organizados de mayor nivel y en relación con distintas tipologías de drogas", como el hachís y la cocaína, "y recientemente ha habido actuaciones importantes en esta materia".

Consulta aquí más noticias de Córdoba.