Esta iniciativa, a la que ha tenido acceso Europa Press, se debatirá después de que la Comisión de Medio Ambiente del Congreso haya rechazado una proposición no de Ley del PSOE que instaba a la Cámara a oponerse a la decisión del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente de vender y privatizar la finca de La Almoraima, y en la que se reclamaba la cesión de esta finca pública para que pase a ser gestionada por la Junta de Andalucía.

IULV-CA también reclama en la proposición no de ley que el Parlamento muestre su rechazo a la decisión del Gobierno central de poner en venta la finca La Almoraima y que la Junta inste al Gobierno a la cesión de competencias para la gestión y explotación de la citada finca.

Asimismo, el grupo parlamentario de IULV-CA demanda a la Cámara autonómica que inste al Consejo de Gobierno andaluz a ejercer el tanteo y retracto al que legalmente tiene derecho si el Gobierno central avanza en la operación de venta de la finca.

En la exposición de motivos, IULV-CA recuerda que la Comisión de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente del Parlamento andaluz aprobó el pasado mes de marzo una proposición no de ley en la que se acordaba solicitar al Estado la cesión de La Almoraima, el mayor latifundio de nuestro país, íntegramente en suelo andaluz, pero gestionado por la Administración central.

Según se apunta, la petición venía avalada por la necesidad de mejorar el rendimiento de la finca, "muy por debajo de su potencial y de las posibilidades de creación de empleo y riqueza que posee". No obstante, a pesar de las reiteradas peticiones de mejora realizadas, el Gobierno central se ha negado "con rotundidad" a aceptar cualquier propuesta en este sentido.

En esta línea, IULV-CA destaca que la intención de volver a poner el latifundio en manos privadas ha desatado "una fuerte contestación social" y numerosos colectivos, entidades, agentes sociales y económicos e instituciones ya han mostrado su rechazo a la venta de La Almoraima, incluyendo al PP, que se ha constituido con un nutrido grupo de organizaciones campogibraltareñas en una plataforma para defender la titularidad pública de la finca y su explotación con criterios sostenibles y no especulativos.

"A esta ruina nos ha traído una espiral de especulación y economía de pies de barro que no puede volver a repetirse. Insistir en fórmulas de recuperación basadas en la voracidad constructiva, el abandono de la diversificación productiva sostenible y la retirada de lo público para que el mercado campe a sus anchas son errores capitales que no deben volver a cometerse", concluye IULV-CA.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.