Un grupo de defensores del matrimonio entre homosexuales del estado de Washington (EEUU) presentó una propuesta para que se anulen los matrimonios de las parejas heterosexuales que tras tres años de casados no hayan tenido hijos.

Los promotores de la propuesta, la asociación Defensa de la Alianza Matrimonial de Washington (WA-DOMA), formada el verano pasado tras la prohibición de los matrimonios homosexuales en ese estado, piensan presentar la iniciativa en un referéndum en las próximas elecciones estatales de noviembre, según el portal de noticias King5.com.

Durante muchos años los conservadores han alegado que el matrimonio tiene el propósito de procrer: llegó la hora de que reciban su propia medicina

De acuerdo con los ponentes, el permiso para contraer matrimonio se reservaría única y exclusivamente a las parejas heterosexuales que demuestren, con un certificado médico, su capacidad de tener hijos.

En caso de que dichas parejas, perfectamente capaces de concebir, no tengan hijos durante los primeros tres años de casados, se procedería a la anulación del matrimonio.

De esta manera, todo matrimonio entre parejas heterosexuales que no cumpla esta medida, pasaría a definirse como "no reconocido" y automáticamente dejaría de beneficiarse de los privilegios, sobre todo legales, que implica estar casado.

"Durante muchos años los conservadores han alegado que el matrimonio se contempla únicamente con el propósito de la procreación y ahora ha llegado la hora de que reciban su propia medicina", afirmó Gregory Daw, promotor de WA-DOMA.

Si las parejas del mismo sexo no pueden casarse por no poder tener hijos, otras parejas que no puedan, tampoco

"Si las parejas del mismo sexo no pueden casarse porque no pueden tener hijos, el resto de parejas que no puedan o no quieran tenerlos tampoco deben tener ese derecho", añadió.

Los que se oponen a esta iniciativa afirman que se trata de otro ataque más contra el matrimonio tradicional y por su parte, los defensores, aseguran que es necesario sacar el tema a debate hasta que los tribunales den su fallo al respecto.

La propuesta necesitará obtener más de 244.000 firmas válidas antes del 6 de julio para poder incluirla en las elecciones de noviembre.