Montarse en el autobús le saldrá desde hoy un 3,7% más caro
Desde el Centro de Control se vigilan hasta los bolardos de Dos de Mayo y Patio de Banderas (Kako Rangel).
Desde hoy subirse a los autobuses urbanos de Sevilla le saldrá más caro. Comienzan a aplicarse las tarifas de 2007, lo que significa una subida de 3,7%, excepto en el billete univiaje, que seguirá costando un euro.

Si tiene que comprar un bonobús simple le costará a partir de ahora 4,35 euros, lo que significa 0,25 euros más. El bonobús con trasbordo pasa de 5,15 a 5,34 euros. La tarjeta mensual cuesta 24,88 frente a los 24 euros que costaba hasta ayer.

Eso sí, para ir al aeropuerto tendrá que pagar 0,40 euros menos. Éste es el único título que baja su precio (de 2,40 a 2 euros). En cambio, el bono del mes del servicio al aeródromo sube un 4,6%. Pasa a costar 34 euros.  Además, se crea un billete de ida y vuelta a 3,50 euros.

Retrasos en Andalucía

Tussam ha tenido que aplicar sus nuevos precios con más de un mes de retraso debido a que la Comisión de Precios de Andalucía, dependiente de la Junta, no se reunió para aprobar las tarifas públicas de 2007 hasta entrado ya el nuevo año. Lo mismo ha ocurrido con los autobuses de Cádiz, Málaga, Granada y Córdoba.

Esta demora le ha venido y muy bien a los usuarios de la empresa municipal de transporte de Sevilla. Ha supuesto para ellos un ahorro total de más de 50.000 euros.

35 ojos vigilan el tráfico de Sevilla

Aunque los conductores crean encontrarse en un caos, el tráfico es controlado cada día por el Centro de Control de Tráfico. Si es usted de los que se desesperan o enfurecen con los atascos en Sevilla, tenga cuidado con lo que hace. Hay 35 ojos que le vigilan las 24 horas del día, los 365 días del año.

Son las cámaras que controlan la circulación de las calles de la ciudad. Detrás de ellas hay todo un equipo humano, el Centro de Control de Tráfico. Ellos soportan junto a los conductores cada uno de los atascos. Eso sí, desde un sillón y en una oficina.

Sobre un panel proyectan las  imágenes que las cámaras captan en directo (con zoom y movimiento de 360 grados) para gestionar atascos y solventar incidencias. A través de ordenadores modifican los cruces semafóricos para descongestionar el tráfico.

Este centro tiene repartidos por el asfalto hasta 703 detectores que informa sobre el número de vehículos que pasan por las principales vías de la capital.  La más congestionada: la Ronda Urbana Norte, con más de 70.000 vehículos cada día.

Desde el punto neurálgico de tráfico se atienden casi 30 llamadas diarias y entre sus mayores logros está la reducción de 15 minutos de tiempo de viaje en hora punta en la Ronda Norte.

E. Gutiérrez control de tráfico

«Los atascos se evitan tocando los semáforos»

Enrique Gutiérrez lleva cuatro años al frente del Centro de Control de Tráfico del Ayuntamiento.

Desde aquí jugáis con los semáforos y los atascos todas las mañanas...

Somos los que los agilizamos e intentamos que no se produzcan. Los semáforos se tocan para evitar los atascos. Los dejamos en verde durante más tiempo cuando la densidad de tráfico es mayor.

¿Cuántas regulaciones hacéis cada día?

El año pasado actuamos directamente sobre el estado del tráfico en 7.950 ocasiones, lo que significa más de 20 modificaciones al día.

¿Cuáles son los puntos más complicados?

Las entrada del Aljarafe, la SE-30, el V Centenario...

¿Y el peor día para controlar el tráfico?

Los de apagones no programados. Son momentos muy complicados, sobre todo por motivos de seguridad para los conductores y para los peatones. Nos coordinamos con el Cecop para que regule los cruces hasta que se restablece la normalidad.