El edificio tendrá forma de una cámara de cine y tanto el interior y como el exterior estarán decorados con motivos alusivos.

La Junta de Castilla y León y Renault, que forman una sociedad para la venta de todo el suelo del nuevo barrio, resolvieron ayer el concurso que habían convocado para la parcela comercial y se lo concedieron a la compañía ING Real State, del grupo del banco de origen holandés, frente a la otra oferta de un grupo de empresas.

No han trascendido datos de cuánto ha costado la parcela, ni de los plazos y tiendas del centro comercial.

La empresa tiene otros 21 centros comerciales abiertos en España, dos de ellos en Castilla y León (el Tormes en Salamanca y Vista Alegre en Zamora) y tres más en construcción.