Naciones Unidas ratificó ayer martes su acuerdo con el Gobierno libanés sobre el establecimiento de un tribunal internacional para juzgar a los autores del asesinato del ex primer ministro Rafic Hariri en atentado bomba el 14 de febrero de 2005 (en el que también murieron 22 personas), según informa la ONU a través de un comunicado, en el que también se indica que el acuerdo ya fue firmado en Beirut por el director general del Ministerio de la Justicia.

"Corresponde ahora a las autoridades libanesas competentes de tomar las medidas necesarias, de conformidad con la Constitución, con la aprobación y la ratificación del acuerdo, para que éste entre en vigor. El tribunal entrará entonces en funcionamiento, con el total apoyo de Naciones Unidas", añade el texto.

La aprobación por parte del Gobierno libanés del proyecto de tribunal comunicado por la ONU, había supuesto el inicio de una crisis que ha provocado la dimisión de seis ministros prosirios, entre los que se encontraban todos los representación de la comunidad chií.

El Consejo aprobó el pasado 21 de noviembre el proyecto de creación de este tribunal, tras las enmiendas propuestas por Rusia, pero Siria, de quien Moscú es un aliado, había mostrado su indiferencia. Varios informes de la ONU hacen referencia a la implicación de miembros de los servicios de Inteligencia sirios en el asesinato de Rafic Hariri.