Aniversario en la T-4
Las quejas de los usuarios por los retrasos inciales han dado paso a una puntualidad del 90%(EFE) EFE

La terminal 4 del aeropuerto de Barajas cumple un año recuperándose del atentado del 30 de diciembre, y tras doce meses en los que se han puesto en marcha todos los servicios previstos y se ha ido pasando de las críticas de los usuarios a su aprobación y los premios internacionales.

La T4 celebra el aniversario con un incremento de 78 hasta 90 operaciones a la hora, más de 26,8 millones de pasajeros (un 57,8% del total del aeropuerto), 252.600 vuelos operados (57,1%), casi 12 millones de maletas procesadas y una puntualidad media del 90%.

Por destinos, la ruta Madrid-Barcelona siguió ostentando el liderazgo en el número de operaciones

Cifras de éxito empañadas en cierto modo por las quejas de los viajeros, sobre todo durante los primeros meses de funcionamiento y las protestas de los vecinos ante el ruido.

Con la ampliación de Barajas el aeropuerto madrileño se ha convertido en el quinto de Europa.

  Con motivo del aniversario, AENA ha ofrecido datos según los que pasaron por la T-4 de Barajas  26,8 pasaron millones de pasajeros y se operaron 440.200 vuelos, 252.000 de ellos en la nueva terminal.

Por destinos, la ruta Madrid-Barcelona siguió ostentando el liderazgo en el número de operaciones entre dos ciudades europeas con 46.000 movimientos, de las que 25.600 tuvieron lugar en la T4.

En cuanto al aparcamiento de la T4, fue utilizado por más de 1,8 millones de vehículos de los 3,3 millones que pasaron por los diferentes aparcamientos de todo el aeropuerto.

Entre las críticas y la aceptación

La nueva terminal comenzó a funcionar entre cientos de reclamaciones de pasajeros que no llegaron a coger el avión al no poder facturar a tiempo.

Las incidencias se resolvieron con el paso de los días, y en marzo la puntualidad de la T4 llegó al 90%, su media actual

"Muy bonita, pero demasiado grande y con muy mal funcionamiento", era el comentario de muchos viajeros durante los primeros días.

Al principio, la puntualidad media no superaba el 63%.

Estas incidencias se resolvieron con el paso de los días, y en marzo la puntualidad de la T4 llegó al 90%.

Con el paso de los meses, los pasajeros que utilizan la nueva terminal y la mayoría de las personas que trabajan en la misma se han acostumbrado e incluso la prefieren a las antiguas "porque es mucho más moderna y agradable, y ahora funciona igual de bien".

Los que no la prefieren critican las distancias "enormes" que hay que recorrer y el tiempo que se tarda en recoger las maletas, que según diferentes trabajadores y viajeros consultados por EFE "siempre es más de media hora, y puede superar la hora".

Según la Encuesta sobre Calidad de Servicios, que se realiza trimestralmente en el aeropuerto madrileño, el índice de calidad percibida por los viajeros fue en septiembre de 2006 de 3,67 puntos (sobre un total de 5).