una historia
Thommy Berggren y Pia Degermark dan vida a la pareja suicida.
Ha visto alguna vez una película sueca? Seguro que muchos responderán que no. Pero los buenos cinéfilos agradecerán que, además del Sevilla Festival de Cine 100% Europeo, haya en la ciudad otro ciclo que preste atención a las filmografías europeas que no suelen llegar a los circuitos del cine comercial.

Tal es el caso del ciclo

Días de vino y rosas de la Universidad de Sevilla, que precisamente ofrece esta tarde una película de Suecia. Se trata de un drama romántico con nombre de mujer, Elvira Madigan, largometraje del director Bo Widerberg protagonizado por Thommy Berggren y Pia Degermark, quien fue Palma de Oro a la mejor actriz por este papel en el Festival de Cannes de 1967.

Elvira Madigan «supone una recuperación del exaltado espíritu romántico propio de la literatura germánica del siglo xix», explican desde la Hispalense. Es el retrato de dos amantes errantes en busca de un paraíso de libertad alejado del orden social establecido. Sixten, teniente del ejército sueco, deja su trabajo, su mujer y sus hijos para escapar con su amante Elvira Madigan, equilibrista de circo. Huyen a Dinamarca para vivir en plena naturaleza, al margen del mundo, pero cuando sienten el tormento del hambre vuelven a la dura realidad: su imposibilidad para subsistir, lo que les lleva a la situación límite de establecer un pacto suicida.

* Pabellón de Uruguay. Avda. de Chile, s/n. 17.30 y 20.00 h. Gratis.

Los ‘amantes de Teruel’ nórdicos

La cinta relata una historia real, muy conocida en Suecia (como en España la de los amantes de Teruel). Los hechos ocurrieron en 1889 cuando el conde Sixten Sparre se suicidó después de haber matado a su amada, la equilibrista Elvira Madigan. Esta triste pareja ha inspirado tres películas, pero la más famosa es ésta, que dio proyección internacional a Bo Widerberg. En su banda sonora, el concierto para piano nº 21 en do de Mozart es  conocido popularmente como «el tema de Elvira Madigan».