El PP ha anunciado este lunes que está estudiando la posibilidad de emprender medidas legales contra el alcalde de Armilla (Granada), el socialista Gerardo Sánchez, por "urdir un burdo montaje" para presentar una denuncia falsa contra el portavoz del grupo 'popular' y exregidor, Antonio Ayllón, por la supuesta adjudicación "a dedo" de un contrato.

Así lo ha señalado en rueda de prensa el propio Ayllón, quien ha criticado "el uso partidista de la institución" por parte del actual alcalde Gerardo Sánchez, el edil de IU, Rafael Muñoz Criado y el "tránsfuga" José Luis Castillo, "para levantar una red de mentiras con el único objetivo de perseguirme y dañar mi imagen".

Ayllón ha realizado estas declaraciones después de que en el último pleno municipal los grupos que sustentan el gobierno municipal decidieran presentar una denuncia contra el exalcalde acusándolo de haber firmado un contrato con la empresa 'Consultoría Lumínica' para la ejecución de una auditoría lumínica, sin procedimiento administrativo.

El exregidor ha desmentido que firmara dicho contrato y ha hecho alusión al escrito que la propia empresa registró en el Ayuntamiento el pasado 13 de noviembre en la textualmente acreditaba que "Consultoría Lumínica en ningún momento ha firmado un contrato administrativo con el ayuntamiento de Armilla ni con Antonio Ayllón, exalcalde de la localidad". El documento también señalaba que "nunca ha sido una contratación encubierta, sino una buena gestión del alcalde anterior y que sería un éxito si se pusiera en práctica".

El 'popular' ha señalado que, de acuerdo a lo establecido en el convenio la auditoría, "en ningún caso le iba a costar ni un solo euro a las arcas municipales estipulándose que, de considerarse beneficioso el estudio, las acciones necesarias para su ejecución, se realizarían mediante concurso, como establece la Ley de Contratos del Estado".

"En definitiva", ha señalado Ayllón, "era un estudio que no le iba a costar nada al Ayuntamiento y que, por el contrario, la implantación de sus resultados iba a generar un ahorro, superior al millón de euros a los armilleros".

Ayllón ha indicado, que a diferencia de lo que Gerardo Sánchez señaló en el pleno, el actual gobierno de Armilla "tenía perfecto conocimiento de los extremos de dicho convenio pues mantuvo encuentros y conversaciones vía correo electrónico con la empresa en los que se explicó con precisión el contenido del convenio y el procedimiento recogido en el mismo".

A juicio de Ayllón, "a pesar de ello y con el objetivo de generar confusión y establecer una apariencia de ilegalidad", el gobierno municipal requirió informes de los distintos técnicos municipales preguntándoles por la existencia de un expediente de contratación o de consignación presupuestaria para los trabajos, "algo que no podía existir al no haberse producido la firma de un contrato".

La prueba que el 'popular' asegura que es la "más concluyente del montaje" es sin embargo la misma factura de cerca de 120.000 euros presentada por la empresa y que el actual alcalde utilizó en el pleno municipal para 'probar' la existencia del contrato.

Ayllón ha afirmado que, según la propia empresa reconoce en el escrito que registró en el Ayuntamiento de Armilla el día 13, la factura fue presentada en el Consistorio "a requerimiento del actual gobierno municipal, en concreto del concejal socialista de Economía y Hacienda, Juan Carlos Mejías".

"Es decir", ha argumentado Ayllón, "que la factura que se utiliza contra mí como demostración de que había un contrato, no había sido presentada por la empresa y sólo se presentó a petición del PSOE".

"Gerardo Sánchez me la echó en cara, preguntándome si esa factura había aparecido en el ayuntamiento por intervención divina; pero ahora sabemos que no, que apareció en el ayuntamiento por intervención socialista, y con el único objeto de fundamentar una acusación falsa contra mí", ha concluido.

Para el Partido Popular, todo ello demuestra que, desde el primer momento el gobierno municipal de Armilla ideó "una burda maniobra, plagada de mentiras, para que pareciera que nos habíamos saltado la ley, pero ha sido la propia empresa, con su escrito, la que ha desmontado la estrategia del PSOE, Izquierda Unidad y del tránsfuga Castillo".

El portavoz del Partido Popular ha añadido que en Armilla "todos los ciudadanos saben quiénes se saltan la ley y todos los vecinos saben que la corrupción en este municipio tiene nombres y apellidos: el PSOE y Gerardo Sánchez junto con el clan de Armilla compuesto por José Antonio Morales Cara y Gabriel Cañavate".

El Partido Popular está estudiando por ello la posibilidad de emprender medidas legales contra el alcalde Gerardo Sánchez, contra la teniente de alcalde, Dolores Cañavate, contra el concejal de Economía, Juan Carlos Mejías y contra el abogado municipal, Ignacio de Andrés Cardenete, "por el intento de presentar una denuncia falsa".

Consulta aquí más noticias de Granada.