La dirección del PSOE-A ha considerado este lunes "chocante" que la juez que instruye el caso de los ERE, Mercedes Alaya, esté planteando una instrucción "que no se sabe dónde empieza ni dónde acaba".

El vicesecretario general del PSOE-A, Mario Jiménez, ha sido preguntado en rueda de prensa sobre el hecho de que Mercedes Alaya, haya requerido a la Junta para que "a la mayor brevedad posible" recabe y entregue a la Guardia Civil toda la documentación relacionada con las distintas "ayudas, incentivos, avales y préstamos" concedidos "por cualquiera" de las consejerías a más de 20 sociedades, al entender que podrían haberse empleado "otras vías de financiación irregular a empresas coincidentes con las otras vías de financiación ya investigadas en la presente causa".

Jiménez ha recalcado que, como siempre, habrá colaboración de la Junta de Andalucía con la justicia, aportando la documentación que se le reclama.

No obstante, ha expresado que uno tiene a veces la sensación de que alguien se ha "plantado en la posición de 'yo tengo que encontrar algo; no se qué es ni dónde lo voy a encontrar y para eso voy a hacer lo que tenga que hacer, pero algo voy a encontrar y ya veré dónde, cómo y de qué cuantía".

En su opinión, resulta llamativo que la juez plantee esa nueva línea de investigación, cuando por parte de otras instancias judiciales se la insta a que vaya "aquilatando y a los elementos sustanciales que permitan la apertura de juicio y la depuración de responsabilidades, con concreción".

Ha indicado que desconoce si ese nuevo planteamiento de la juez es "viable" desde el punto de vista de una instrucción, si bien ha dudado de que "pueda terminar produciendo los efectos que todos esperamos de la instrucción, que se identifique a los responsables, se establezcan sus responsabilidades y se recupere el dinero público usado indebidamente".

Mario Jiménez ha recalcado, no obstante, que mientras la juez de instrucción "sea juez instrucción, está facultada para pedir lo que quiera, siempre que lo haga conforme a la ley y garantizando los derechos de las personas implicadas en la causa".

"No deja de ser chocante que estemos ante una propuesta de instrucción que no se sabe dónde empieza ni dónde acaba, a qué afecta o qué consecuencias tiene", ha indicado Jiménez.

Respecto al hecho de que el PP-A haya solicitado un pleno monográfico en el Parlamento andaluz para que la presidenta de la Junta, Susana Díaz, explique a los andaluces "todas esas transferencias de financiación y ayudas y avales" que se concedieron en los ERE tramitados por la Junta entre 2001 y 2010, ha indicado que esa petición responde a la auténtica "obsesión de manipulación y de obstrucción" a la justicia.

"El PP-A intenta hacer del Parlamento de Andalucía una sala paralela a la Audiencia Provincial de Sevilla", según Mario Jiménez, para quien la actitud del PP-A ya raya ya "obscenidad" y se sitúa al margen del interés general de los ciudadanos.

"Los ciudadanos no tienen la cabeza en las obsesiones que tiene Zoido, sino que tienen una mayor estabilidad mental en ese terreno que les permite no estar en esas obsesiones monotemáticas en las que está el líder del PP-A", ha afirmado.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.