Los andaluces han reducido su consumo de agua un 2,1 por ciento en 2011 respecto al año anterior, según datos de la 'Encuesta sobre el suministro y saneamiento del agua' del Instituto Nacional de Estadística (INE), que señala que el cada habitante y día consume 140 litros por habitante y día, mientras a nivel nacional disminuyó un 1,4 por ciento hasta los 142 litros por habitante y día.

Por territorios, las que más agua consumieron por habitante y día fueron Castilla y León, con 170 litros por habitante y día habitante y día; Castilla-La Mancha, 156 litros y Principado de Asturias, 153 litros. Por su parte, los consumos medios más bajos se registran en los hogares de País Vasco, con 117 litros por habitante y día; La Rioja, 123 litros e Islas Baleares, 124 litros.

Además, el coste unitario ha crecido un dos por ciento y se sitúa en 1,54 euros por metro cúbico. En total, en 2011 se suministró a las redes públicas de abastecimiento 4.514 hectómetros cúbicos, de las que tres cuartas partes es agua registrada, es decir, medidos en los contadores, mientras que el resto (1.133 hectómetros cúbicos de agua) es agua estimada mediante aforos.

Así, el consumo de agua de los hogares disminuyó un 1,2 por ciento y el de los usos municipales un 0,3 por ciento. Por el contrario, los sectores económicos incrementaron la utilización de agua en un 2,7 por ciento.

En total, el volumen de agua registrado y distribuido a los hogares fue de 2.384 hectómetros cúbicos, es decir, el 70,5 por ciento del total. Por sectores, el 20,5 por ciento fue utilizado por Industria, Servicios y Ganadería, que gastaron 693 hectómetros cúbicos, mientras que el 9 por ciento fue para consumos municipales. Con respecto al año anterior, el consumo de agua de los hogares disminuyó un 1,2 por ciento y el de los usos municipales un 0,3 por ciento. Por el contrario, los sectores económicos incrementaron la utilización de agua en un 2,7 por ciento.

Asimismo, se perdieron 776 hectómetros cúbicos en fugas, roturas y averías en la red de abastecimiento (pérdidas reales), es decir un 17,1 por ciento del total del agua suministrada, mientras que las pérdidas aparentes supusieron 357 hectómetros cúbicos (errores de medida, consumo estimado o fraudes).

Por comunidades autónomas, las que más volumen de agua distribuyeron fueron Andalucía, 17,2 por ciento; Cataluña, 15,1 por ciento y Comunidad de Madrid, 13,2 por ciento. Por el contrario, las que menos agua emplearon fueron La Rioja, 0,8 por ciento; Cantabria, 1,5 por ciento y Extremadura e Islas Baleares, ambas con 2,2 por ciento.

Por su parte, las que más incrementaron su agua registrada y distribuida en 2011, según datos del INE, fueron Castilla-La Mancha, 9,5 por ciento; Comunidad Foral de Navarra, 8,1 y Canarias, 3,4 por ciento. Mientras, las que rebajaron su consumo fueron Aragón, -6,5 por ciento; Extremadura, -5,4 por ciento y Principado de Asturias, -4,7 por ciento.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.