La presidenta del PP de Punta Umbría (Huelva) y parlamentaria andaluza, María Sacramento, ha anunciado este lunes que será la portavoz del grupo municipal del PP, al tiempo que se ha mostrado convencida de que, pese a que el partido ha decidido expulsar a José Carlos Hernández Cansino y a otros cuatro ediles, estos no abandonarán sus actas como concejales y seguirán como concejales no adscritos.

En rueda de prensa, Sacramento ha señalado que, aunque le concede a Hernández Cansino "el beneficio de la duda", considera que continuará como concejal no adscrito para posteriormente concurrir a las próximas elecciones municipales bajo las siglas del partido independiente.

De este modo, la dirigente 'popular' ha indicado que ella seguirá "trabajando en positivo" por Punta Umbría y será la portavoz del grupo municipal, mientras que Amelia Gallardo ostentará la viceportavocía.

Asimismo, ha dejado claro que aboga por "trabajar" por Punta Umbría, al tiempo que ha recordado que el PP de Huelva ha exigido a Hernández Cansino y a otros cuatro concejales que devuelvan las actas, como decretó el viernes el Comité Ejecutivo provincial por unanimidad.

No obstante, cree que estos querrán formar el grupo no adscrito "de cara a las próximas municipales presentar una candidatura independiente como lo hemos denunciado desde el minuto cero", es decir, desde que terminó el congreso local del PP en Punta Umbría.

"Él (en referencia a Hernández Cansino) tiene bajo el brazo los estatutos del Partido Independiente desde junio que de año. Le exigimos las actas porque son del PP, como él mismo ha defendido en más de una ocasión, que las actas son del partido no de las personas", ha enfatizado la presidenta del PP de la localidad.

A su juicio, si se queda con el acta, "demostrará que ha mentido" porque, pese a que le da "el beneficio de la duda", estima que "sus intenciones son claras, seguir como no adscrito y concurrir a las elecciones municipales con una candidatura independiente".

Del mismo modo, Sacramento ha contrastado la postura de Hernández Cansino tras el citado congreso con la suya hace cuatro años en esa misma tesitura. "Hace cuatro años yo me presenté al congreso", pero perdió el mismo y "acaté los resultados", ha dicho. Por ello, en su opinión, con su actitud "ha demostrado que no era del PP, que solo le importa él mismo". "En el congreso más de 400 personas dijeron que su tiempo ha pasado", ha agregado.

Ha incidido en pedirle el acta para que "no se aproveche de los votos del PP para formar otro grupo político", lo que evidenciaría que "no le importan las personas que votaron al PP en las pasadas elecciones municipales", que perdió la formación 'popular' por "el candidato".

Convencida de que se han dado "motivos más que suficientes" para que el comité ejecutivo provincial determinara el expediente de expulsión de estos cinco ediles, Sacramento ha precisado que, tras los comicios municipales, el PP contaba con ocho ediles, —uno de ellos Emilio Carrasco Riera se fue como concejal no adscrito por desavenencias con Hernández Cansino, pero tras el congreso devolvió el acta al PP—, y ahora se quedaría con un total de tres, de seguir los otros cinco con sus respectivas actas como no adscritos. La concejal que sustituirá a Carrasco Riera será Lorena Chavero, que está previsto que tome posesión en la sesión plenaria de este martes.

En este pleno aún no podría hacerse efectivo, por falta de tiempo para la correspondiente tramitación, el hecho de que María Sacramento será la portavoz del grupo municipal del PP en el Consistorio puntaumbrieño.

La dirigente 'popular' ha recordado que los cinco ediles pueden recurrir al Comité de Derechos y Garantías la decisión de la dirección provincial, aunque sería "ridículo" cuando Hernández Cansino "ha provocado su expulsión". Este mismo martes hay una sesión plenaria en el Ayuntamiento de Punta Umbría.

Consulta aquí más noticias de Huelva.