El alcalde de Jaén, José Enrique Fernández de Moya (PP), ha tildado este lunes de "vergonzoso e intolerable" que la Junta de Andalucía haya aprobado la retención en la participación de los tributos de la comunidad autónoma (Patrica) de unos 173.000 euros al Consistorio de la capital "mientras no paga la dependencia" y ha vinculado esa decisión a que "ahora gobierna el PP y hay que seguir machacando a la ciudad de Jaén".

"En la etapa de PSOE e IU al frente del Ayuntamiento nunca se produjo retención de la Patrica", ha añadido en ese sentido Fernández de Moya en una rueda de prensa después de que se haya conocido que la Junta ha tomado esa decisión —que también ha extendido al Consistorio de Martos— por la "deuda" que ambas administraciones locales mantienen con el Consorcio de la Vía Verde del Aceite.

Además, el alcalde, tras recordar que "al Ayuntamiento le corresponden cada año 5,2 millones de euros de la Patrica que se deben pagar trimestralmente", ha señalado que ésta "no es la única retención que va a efectuar" la Junta, ya que, según ha avanzado, va a aplicar otra de "cerca de 800.000 euros para pagar los vagones del tranvía".

Tras preguntarse "a quién le retiene la Junta cuando no paga", Fernández de Moya ha transmitido su "aplauso general" a la medida que, según ha explicado, contempla la reforma local impulsada por el Gobierno central de "retener" a la comunidad la Participación en los Ingresos del Estado (PIE) cuando ésta "no pague". "Ya era hora", ha celebrado.

El también presidente provincial del PP de Jaén ha enlazado este asunto con el conflicto que enfrenta al Ayuntamiento y la Junta por la prestación del servicio de la dependencia en la capital después de que su equipo de gobierno haya denunciado el convenio suscrito con el Ejecutivo regional al respecto.

Horas antes de abordar esta cuestión en una reunión con la consejera andaluza de Igualdad, Salud y Bienestar Social, María José Sánchez Rubio, que, a su juicio, llega "muy tarde", ha insistido en dejar claro que la decisión del Ayuntamiento es "firme" y la "mejor para el conjunto de los dependientes", al tiempo que ha subrayado que la dependencia es "competencia" de la Junta, que, por ello, "la tiene que garantizar por ley".

Aviso a la junta

Así, ha aseverado que la presidenta del Gobierno autonómico, Susana Díaz, "demostró no tener ni idea de lo que estaba hablando" la pasada semana cuando señaló en el Parlamento que la Junta "garantizaría la ayuda a domicilio". "Ella no garantiza nada, lo garantizan la ley y el ordenamiento jurídico", ha remarcado antes de avanzar que "si no la garantiza a partir de diciembre —cuando expira el convenio con el Consistorio—, el Ayuntamiento la llevará a los tribunales", y, de hecho, "ya está preparada la demanda por si fuera necesaria", porque "con la dependencia no se juega".

Por ello, ha calificado de "absolutamente asqueroso" lo que, según ha indicado, "ha tenido que leer por parte de representantes del PSOE" al respecto de esta cuestión, ya que, según ha insistido, el anterior gobierno local de socialistas e IU "desvió tres millones de euros de dependencia", por lo que no admite "ninguna lección" en esta materia por parte de dichas formaciones.

También ha querido subrayar que el dinero que la Junta vaya a pagar "ahora" para la dependencia procederá del plan de pago a proveedores, por lo que "lo pagan el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro".

Apoyos y "persecuciones"

Fernández de Moya también ha asegurado que en este tiempo que ha pasado desde que se conoció la decisión de su equipo de gobierno de denunciar la dependencia lo han llamado "empleadas de la ayuda a domicilio y me han dado la razón, pero están amenazadas y no pueden salir a hablar".

Tras lamentar además que a pesar de que en este asunto "hay tres patas; la Junta de Andalucía, que tiene la competencia exclusiva, la empresa concesionaria, que es la prestadora del servicio, y el Ayuntamiento, que actúa como intermediario", sea él quien "tiene que aguantar persecuciones por la calle incluso yendo con su hijo", algo que no está dispuesto a consentir "bajo ningún concepto", según ha apostillado.

También al hilo de esta cuestión se ha referido a otras "deudas" de la Junta; en concreto, con las escuelas municipales infantiles —cuyas trabajadoras se manifiestan precisamente este lunes para protestar por retrasos en el pago de sus nóminas— y el Centro Especial de Empleo, para subrayar que la Junta "no paga a nada". "Estamos en las mismas", ha reiterado en referencia a estos "tres casos de política social".

Consulta aquí más noticias de Jaén.