Las intensas lluvias registradas desde el pasado jueves en las Islas Baleares, excepto en Menorca que empezaron el viernes, han dejado hasta las 10.00 de este lunes 125 litros por metro cuadrado en Es Mercadal (Menorca), 111 en Lluc (Mallorca) y 87,4 en San Joan de Labrija (Ibiza).

Así lo ha señalado a Europa Press la delegada territorial de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en Baleares, María José Guerrero, quien ha apuntado otros valores destacados de precipitaciones, como los máximos obtenidos en Escorca, con 100 litros por metro cuadrado, 94 en Puerto de Pollença, 86 en Sineu, 70 en Porto Pi ó los 54 litros registrados en Calvià.

Por islas, el valor medio en Menorca ha sido de 95 litros por metro cuadrado, 62,5 en Mallorca y 52 litros en Ibiza, lo que representan 70 l/m2 de valor medio en el conjunto de Baleares.

Temperaturas seis grados por debajo de lo normal

Estas lluvias han permitido pasar de una valoración de un mes de noviembre seco a que ahora esté siendo "más lluvioso de lo normal".

Con todo, la representante de la Aemet ha precisado que la intensidad de las precipitaciones empezará a remitir el miércoles, aunque las temperaturas continuarán siendo más baja de lo normal como mínimo hasta el viernes. El viento moderado también destacará a lo largo de la semana.

En este sentido, ha explicado que este domingo las temperaturas máximas estaban 6 grados por debajo de lo normal en esta época del año. Es el caso de Binissalem, donde la máxima alcanzada fue de 11,6 grados.

Así, la Agencia Estatal de Meteorología prevé para el martes cielos muy nubosos con chubascos localmente moderados que podrían ser ocasionalmente fuertes. No se contempla una mejoría del tiempo hasta el viernes, por lo que en los próximos días continuará el frío, el viento y las lluvias.