La aplicación y funcionamiento de los nuevos sistemas de geolocalización provocan que el número de llamadas "improcedentes o nulas" al servicio de urgencias y emergencias 112 se haya reducido, con respecto al mismo periodo de 2012, en un porcentaje superior al 60 por ciento entre el 1 de junio y el 14 de octubre.

Así, mientras que en la campaña de verano de 2012 se producían más de 196.000 llamadas nulas, en el mismo período de este año, la cifra se ha reducido hasta algo más de 139.000, lo que supone una reducción del 41 por ciento; a lo que hay que sumar la bajada del número de llamadas improcedentes (de 58.743 a 48.2019), casi un 22 por ciento menos.

Esta es la principal conclusión de las estadísticas de funcionamiento y servicio del centro extremeño durante el periodo estival que se han presentado este lunes en Mérida por el director general de Administración Local, Justicia e Interior, Saturnino Corchero, quien ha calificado esta cifra de "éxito" ante el que en cualquier caso no se debe "bajar la guardia", ha dicho.

"Debemos seguir trabajando para hacer que esta rebaja en un período puntual se consolide en el tiempo", ha señalado Corchero, quien ha apuntado que "a la importante reducción de llamadas maliciosas", se añade también el "importante incremento del número de llamadas para avisar de posibles incendios forestales".

Una conclusión que se obtiene al comprobar el número de llamadas atendidas por esta cuestión y el número final de incendios forestales (incluidos los conatos) que han sido atendidos por el Infoex.

En este caso mientras que durante el período de referencia se han producido 645 incidentes forestales, el número de llamadas alertando sobre la posible producción de los mismos se ha incrementado hasta las 1.675.

En este sentido, el servicio entiende que el incremento responde a una mayor sensibilización, concienciación y participación ciudadana "y un indicador claro de que las campañas de información y sensibilización dan resultado", informa el Gobierno regional.

Menos llamadas

Según estos datos, en periodo estival se atendieron siete incidentes a causa de ahogamientos, en los que fallecieron cinco personas, y otros 14 avisos por incidencias relacionadas con el calor.

No obstante, el período se cierra con una reducción del 12 por ciento en el número total de llamadas 348.174 llamadas, que sin embargo suponen un uno por ciento más de incidente reales respecto del pasado verano (31.464), una reducción de los incidentes atendidos por accidentes de tráfico urbano e interurbano (1,155, en 2013 frente a 1.237 de 2012) o la atención, por primera vez en más de 51 idiomas a través de la plataforma de teletraducción que entró en funcionamiento en agosto y a través de la cual se ha atendido 24 incidentes.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.